ROQUITAS DE CHOCOLATE NEGRO CON NARANJA

IMG_2290

Ya iba siendo hora de publicar una entrada más dulce. Aunque el chocolate negro y la naranja no es que lo sean demasiado, pero estas rocas son un vicio. Pruebas una y no puedes parar de comer y otra y otra y otra. Recuerdo perfectamente el día que Mª Isabel (amiga de mi padre de la juventud) las trajo a mi casa. Mi padre nos había pedido que le ayudáramos a organizar un encuentro con su pandilla de amigos de la Playa Chica a los que algunos de ellos no veía desde hacía muchos años. Todos nos pusimos a ello y el resultado fue un día de lo más entrañable. Yo conocía mucho a algunos de ellos, sobre todo a Óscar y Tere (seguidores de este blog, así que aprovecho para enviarles un fuerte abrazo) y a otros solo de referencia y de escuchar a mi padre contar sus batallas juveniles. Pero para mi sorpresa, llegado el encuentro, parecía que los conocía de toda la vida. La verdad que tengo ganas de que se repita y de que vuelvan a contar con nosotros porque ese día, será de los que no olvide. Me encantó escucharles, escucharles hablar de mi padre cuando era tan joven y a veces hasta gamberro (no me lo podía creer, mi padre es un caballero) cantar con ellos, comer cosas riquísimas que trajeron entre todos (estas roquitas por ejemplo) pero sobre todo conocerlos. Pasados unos días del encuentro que les cuento, volvían una y otra vez a mi memoria gustativa el sabor de las roquitas y aproveché a mi hermana Ana (casualmente novia del sobrino de la artífice de este dulce) conseguí su teléfono y le pedí la receta: ¡QUÉ FÁCIL!!!!! ahora ustedes mismos podrán comprobarlo. Tuve que salir al súper sobre la marcha y desde ese día las hago con mucha frecuencia. No vean ustedes lo bien que quedo cuando invito a amigas a casa a tomar un café y le pongo las roquitas delante, no se creen que las haya hecho yo.  Y mis hijos las piden diciendo:- Mamá nos haces los bombones esos de la fiesta de abuelo????? Y a mí me encanta que asocien el sabor de las rocas al recuerdo de aquel encuentro, que espero que algún día se repita. Tomen nota:

INGREDIENTES:

1 Tableta de chocolate negro ( en este caso yo la hice con chocolate negro de Cadbury, pero se puede hacer con chocolate fondant y Nestlé ha sacado los tres tipos de chocolate negro, con leche y blanco, especiales para fundir)

1 Caja de Rollitos Cuétara (en este caso si que solo aconsejo estos, es con los que quedan bien, con otras marcas no me han quedado tan crujientes)

1 Naranja (para rallar parte de la piel más externa, nunca llegar a lo blanco)

IMG_2248

MODO DE PREPARACIÓN:

Los pasos que yo sigo para que en el momento de fundir el chocolate, lo demás esté dispuesto son:

Meto 25 rollitos en una bolsa de las de congelación o conservación de alimentos (limpia y que esté sin usar previamente), le corto un poco una esquina para que no se quede aire dentro cuando la cerremos y una vez dentro los 25 rollitos, la cierro con la cremallera plástica y paso por encima un rodillo, de manera que voy escachando los rollitos, pero sin dejarlos muy deshechos.

IMG_2255

Ya hechos trocitos, lo paso a un bolw con fondo y rallaremos la piel de una naranja pequeña, pero muy superficialmente, sin coger parte blanca porque entonces sería  muy amarga.

IMG_2256

IMG_2257

Mezclamos los trocitos con la piel de la naranja y reservamos.

Ahora toca derretir el chocolate (una tableta entera) al baño maría. Todos conocen esta técnica pero por si acaso, la explico.

Ponemos un caldero que no tenga demasiado fondo, al que después le podamos meter un cazo y quepa entero éste, dentro del otro. El caldero más grande lo llenaremos hasta la mitad de agua y la pondremos a calentar, sin permitir en ningún momento que el agua rompa a hervir. Sí que esté caliente, pero que no hierva. Yo lo pongo al máximo y cuando empiezan las primeras burbujitas, síntoma de que ya está caliente, bajo el calor a temperatura 6.

IMG_2253

Mientras el agua se calienta, vamos partiendo el chocolate en cuadritos y los vamos depositando en el cazo que luego meteremos dentro del caldero con el agua caliente. No le pondremos nada más que el chocolate, ni leche, ni mantequilla ni nada de nada.

IMG_2252

Cuando ya apreciemos las burbujas de calor (nunca permitir que rompa a hervir, sino que el calor se mantenga y sea constante) colocaremos el cazo con el chocolate, encima del agua caliente del caldero que tenemos al fuego. Nos ayudaremos de una espátula y daremos vueltas al chocolate. Veremos como se irá derritiendo poco a poco y es importante ir dándole vueltas.

IMG_2258

Llegará un momento en que el chocolate estará totalmente derretido y sin grumos y justo en ese instante volcaremos el chocolate sobre el bolw donde previamente hemos depositado los trocitos de rollitos y la piel rallada de naranja.

IMG_2260

IMG_2261Mezclaremos todo sobre la marcha, sin dejar de remover y veremos como se pegando el chocolate a los trozos de rollitos. Una vez esté todo bien mezclado, nos ayudaremos con una cuchara sopera y la iremos llenando según gusto de la mezcla y las colocamos sobre un papel de cocina (tipo papel encerado o papel vegetal o de aluminio, según se tenga en casa)

IMG_2262

IMG_2264Los dejaremos sobre el papel a temperatura ambiente hasta que el chocolate se vaya solidificando nuevamente y llegado ese momento ya estarán listos para comer. Pueden durar varios días si se conservan dentro de una lata, pero les aseguro que en casa, no duran más de una hora, como mucho dos.

IMG_2279

Feliz fin de semana!!!!!

Un comentario en “ROQUITAS DE CHOCOLATE NEGRO CON NARANJA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s