POLLO ASADO (Victoria)

IMG_2453

 

Muy buenas a todos!!! Después de unos días de asueto vuelvo con ganas de compartir nuevas recetas…. Estuve con mi maravillosa familia apoyando al Gran Canaria de Baloncesto. Pura emoción, que este año por fin pasamos de cuartos de final. De las semifinales no nos salvamos, pero llegaremos algún día a ser campeones, no me cabe duda. Solo falta que seamos capaces de creérnoslo. Además vuelvo cargadita de productos ricos, comprados en Pamplona,  ya los iré usando en mis recetas. Porque a parte de vibrar con el equipo y la súper afición, comimos como reyes…. Del norte me gusta todo. Pasar frío, la comida, el paisaje, la gente, la familia que por parte de mi suegra tenemos allí: Conchi, Antonio, Charo, Amaya, David y sus encantadoras mujer e hija, Eduardo. Con gente así, no te da ninguna gana, volver a la rutina. Maravilloso el almuerzo que nos prepararon Antonio y  Conchi. Espectacular el cariño y el recibimiento que nos hicieron, como siempre la pena al despedirnos unida a la incertidumbre de no saber cuando volveremos a verles, pero esta vez nos hemos propuesto ir más a menudo. Somos conscientes de lo afortunados que somos pudiendo ir a Pamplona disfrutar de esa tierra, rodeados de tanto cariño.  Así mi suegra va,  cada vez que puede (Ella es de Pamplona).

Y hoy toca recetita sencilla y como todas tiene su historia: Este pollo lo probé en mi casa de mi hermana Patri. Es de esas comidas que te entran por los ojos y encima cuando la pruebas no das crédito a que algo tan sencillo,  esté tan delicioso. Por su sabor, por su textura…. En casa cada vez que lo preparo pienso, si sobra algo, hago croquetas. Pues bien, ni una sola croqueta ha salido de este pollo. Todo se lo comen entre todos. Mi hermana Patri es la mayor de mis hermanas. Para mí, como no podía ser de otra manera, está llena de virtudes. Es la mayor, yo que soy la de en medio tiendo desde pequeña a mirarme en ella. Ella es mi reflexión en voz alta, mi consejo más certero, mi verdad sin tapujos, porque sé que siempre me va a querer, mi apoyo más incondicional, mi puerta siempre abierta…. Qué más decir, que sin ella mi vida habría sido otra, yo sería otra y no me imagino sin ella. Recuerdo que por temporadas largas vivió en otras Islas y cada día que pasó fuera, sentía que tenía que llevar muletas. Cuando regresaba es como si  ya pudiera respirar hondo y coger todo el aire. Bueno pues de todas las cosas buenas que tiene, tiene también una suerte de suegra que cualquiera le envidiaría. Yo al pollo, le he puesto su nombre: Victoria (suegra de mi hermana). Me encanta recordar de donde proceden las recetas que preparo y como a Victoria la quiero y la admiro mucho, me encanta prepararlo y acordarme de ella. Ella es la artífice de este pollo, así que gracias a ella, la comparto hoy con ustedes. Cocina de maravilla y su hijo, mi cuñado Javier, ha heredado su buen hacer. Pero lo que más me gusta de Victoria es ella entera. Si la conocieran me entenderían. Porque cuando la conoces, parece que fuera de toda la vida. No se te agotan las conversaciones, vas a verla y siempre tiene una palabra entrañable, un gesto de cariño, para mi, para mis hijos. Pendiente de todos los que la rodean, algo así como una gallina:  si estás cerca te sientes polluelo. Admiro su capacidad para reunir a toda su familia, cada verano, cada Navidad. Siempre tiene los brazos abiertos a todos y para todo. Encima es guapa y marchosa, tanto que cada vez que viene a Las Palmas me cuesta verla, no para quieta, me encanta.  Y cuando por fin, acierto y la veo, el tiempo se me pasa volando. Siempre me sabe a poco…. Atesoro recuerdos muy buenos de ella y del tiempo que he pasado a su lado, recuerdo uno en especial, no sé si ella lo recordará: mi hija la mayor tenía por aquel entonces 6 meses, era bebecita (como diría mi amiga Saida) y había contraído un virus de estómago. Yo mamá primeriza estaba sumida en la más pura angustia, asustada mirándola constantemente temerosa de que se fuera a deshidratar la niña. Llegué a casa de mamá (mi refugio, siempre) y allí estaba Victoria. Yo no paraba de llorar y mi madre me decía una y otra vez: – Estate tranquila. Son virus que cogen los niños con frecuencia, no te angusties, vigílala y si ves algo raro llamas al pediatra. Pero yo ni caso, llora que te llora y en mis lamentos decía: -No puedo verla así mamá, que miedo, si le pasa algo???. Hasta que Victoria, que debía de estar hasta la peineta de escucharme me dice: -Mírame y haz el favor de tranqulizarte. Tú eres fuerte y si no lo eres,  tendrás que serlo. Todas hemos pasado por ahí y no pasa nada.

Santo remedio. Entendí sobre la marcha que aquello era un simple virus. De los miles que mi hija habrá pasado ya y los que le faltarán por pasar. Pero solo aquella voz, con aquella mirada directa y decidida me sacó de mi ensimismamiento angustioso y sin sentido….. y cuando veo situaciones que me superan por miedo con mis hijos, me acuerdo de Victoria. Buen aprendizaje el de aquel día. Y vamos ya a por el pollo…..

INGREDIENTES:

Un pollo entero limpio. Con piel.

1 Limón

1 pastilla de caldo de pollo ( a veces le he puesto de verduras)

Aceite de oliva

MANOS A LA OBRA:

Ponemos el horno a precalentar, a 180º calor arriba y abajo con ventilador. Mientras tanto, a mi me gusta lavar bien el pollo bajo el chorro de agua y secarlo bien con papel absorbente.

IMG_2441

Cogemos el limón y le quitamos las puntas. Lo cortamos haciendo rajas alrededor, sin llegar a abrirlo del todo.

IMG_2445IMG_2446Cogemos también la pastilla de caldo y la introducimos por la parte trasera del pollo, que estará hueca, porque será un pollo limpio y detrás de la pastilla, introduciremos el limón ya cortado.

IMG_2447IMG_2448Ahora cogeremos el aceite de oliva y echaremos un pequeño chorrito de la misma, por encima del pollo y masajearemos todo el pollo. Por arriba y por abajo. No mucho aceite, la piel soltará grasa al hacerse al horno.

IMG_2449IMG_2450Hay mucha gente a la que le da cierto reparo tocar el pollo así en crudo. Si no les gusta la sensación, usaremos guantes de látex de usar y tirar para masajearlo y así que quede bien repartida el aceite de oliva.

Una vez demos estos pasos, lo meteremos al horno, colocado en una bandeja, ya que soltará líquido al hacerse. El horno recuerden que debe haberse precalentado a 180º, arriba y abajo con ventilador para los que tengan esta función. Lo dejamos a esa misma temperatura y calor, durante 1 hora. Pasado ese tiempo, ya estará listo para comer, aunque a mi me gusta dejarlo dentro, apago el horno cuando pasa la hora pero lo dejo 20 minutos más, así la piel se despega mucho mejor a la hora de comerlo. Como recomendación, sacaremos los restos de limón y lo que quede de la pastilla del caldo y lo mezclaremos con la grasa y el líquido que ha soltado el pollo al hacerse y es una salsa estupenda y sabrosa. Sobre todo porque si sobrara algo, cuando lo hagan, al calentar de nuevo es recomendable echarle salsa de esta por encima y que sí no se nos seque.

IMG_2451Fácil, fácil.

IMG_2452

 

5 comentarios en “POLLO ASADO (Victoria)

  1. Vane
    gracias y mil gracias por las palabras tan cariñosas que me dedicas,creo que pocas veces me dijeron cosas tan bonitas y que me emocionaran tanto,sabes que te quiero y que siempre te seguiré animando para que ” NUNCA ” dejes de escribir, lo haces con una sensibilidad enorme un beso muy fuerte

  2. Hola Vanesa. Magnífica receta. Yo la suelo hacer con frecuencia y siempre sale bien, no tiene pérdida. A veces le pongo vino blanco o los últimos minutos le pincelo un poco de miel, pero estas son variantes de tío pirado. Me ha dejado maravillado tu estilo. vales un montón. Claro que esto no es desinteresado, tiro para la familia, que al fin y al cabo eres mi sobrinica. Un abrazo desde Suiza para tí, para Matías y para los niños.

    • Hola Jesús…. Qué alegría saber que sigues el blog y que te gusta. Excelente plataforma para acercar a la familia Brugos que nos tienen todos, robado el corazón. Matías y los niños también te envían saludos llenos de afecto. Esperemos vernos pronto!!!

  3. !!! Que feliz hicistes a nuestra amiguisima !!!!, .Oro de ley y la receta muy buena, lo mejor es lo bien que escribistes que bien expresado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s