PAPAS EN ACORDEÓN (la compañía perfecta y sorprendente)

IMG_2114

 

Esta receta entró en mi repertorio hace muchos años…. Creo tener el vago recuerdo de haberla sacado de alguna revista culinaria, pero no lo puedo garantizar. Lo que si que es seguro, es que se trata de una guarnición perfecta, sobre todo para carnes, menos común para pescados. Cuando se animen a prepararlas, verán las caras de los comensales, entre la sorpresa y el entusiasmo por probarlas y cuando lo hacen ambas impresiones se multiplican. Así que las papas en acordeón, son compañero perfecto y nunca decepcionan. Algo así como mis compañeros de trabajo, que ya se estaban quejando algunos de ellos de que los menciono poco en mis post.  Y es que ellos son parte activa de esta aventura bloguera. Me ayudan a decidir que post poner al día siguiente (inspiración= Dani, felicidades por ser papi y bienvenido al mundo pequeño Diego), me traen cada semana productos de lo más frescos y siempre con buena disposición y mayor sonrisa (ayuda desinteresada= Minerva, más que una compañera, una gran amiga de las que guardas en el corazón). Te siguen cada semana las actualizaciones y además las ponen en práctica, no solo ella (Estrella) si no que pone a su marido, Luis, manos a la obra (Estrella= la más tierna y auténtica. Ella es tan de verdad que no hay quien no la quiera). Te dan recetas y resultan ser de las más ricas que he probado (Magüi= yo tendré el blog, pero ella es capaz de hacer las mejores comidas que se puedan imaginar!!!! Y además siempre tiene solución para todo y para todos, es como Mc Giver en chica y guapa guapísima!!!!). Te retan entre bromas con un encanto de sonrisa…. y al final siempre consigue lo que quiere de nosotras y ese es Martín, nuestro crítico más ácido y sincero, imposible no quererlo. Un jefe (el mío, Pedro) que siempre está aportando ideas y que se interesa cada día por todo lo que nos rodea a todos…. Nos tiene tan mal acostumbrados que se rompa o falte lo que sea, la puerta en la que suena toc-toc es la de Pedro. Carolina y su -yo te lo consigo…. Conseguidora oficial de las necesidades de cualquiera de nosotros, amiga de todos. Mi Lola, que digo mía porque es amiga del alma, recopilando recetas para este blog desde que empecé esta aventura, acompañándome como siempre, como lo hizo la primera vez que la necesité y jamas ha dejado de hacerlo. Es una amiga de las que necesito y me alegra saber que ella lo sabe. Nuestro Paco, el jefe de todos. No me he percatado nunca como de grande tiene las orejas, pero lo cierto es que las tiene a disposición de todos nosotros…. Quizás debía de haber sido psicólogo, pero claro, a lo mejor no nos habría conocido!!!! Pocas personas tan equilibradas y con tanta capacidad para escuchar a los demás, atento a mis recetas, cosa que sabe que le agradezco.  Y tengo que nombrar a tanta gente que ha pasado por allí y que ya no está por lo que quiera que sea, pero que les garantizo que todos todos todos nosotros los Fridays Team, los guardamos en nuestros corazones: Pipi (sigues estando en el top ten, la más querida por todos), Mª Isabel (tu siempre serás la jefa entre las jefas) Sánchez, Rafa, Carlos. Y por cariño total y absoluto al prefe de toda la empresa: Miguel!!!! No hay palabras que lo definan. No hay compañero que no lo quiera, no hay persona que falte y que se eche más en falta que él. Imprescindible para todos, sobre todo por su sonrisa y su sentido del humor. Agustín porque está para todos y está siempre. Juanma porque es único y es solo nuestro. Vicente, porque cuando se une nos alegra y porque es compañero de los de verdad!!! Para colmo de las suertes, el jefe de todos nosotros es mi chico, nosotros somos afortunados por tenerle a él y él por tenernos en su equipo.  Seguro que se me queda más gente atrás, pero no acabaría con las papas hasta las Navidades!!! Por todos y por todo lo que les cuento estas papas son como ellos: compañía perfecta y siempre sorprendentes.

INGREDIENTES:

Papas tamaño mediano (aconsejo hacer dos por comensal)

Mantequilla con sal

Aceite de oliva

Sal gorda

HAY QUE HACERLAS!!!!!

Antes de empezar, pongan a precalentar el horno, temperatura 200º calor arriba y abajo con ventilador para el horno que tenga esa función, si el horno no la tiene, se pueden hacer igualmente.

El secreto de estas papas está en el corte que hay que hacerles, para que se hagan bien y para que tengan una vista tan espectacular como su sabor.

Lavaremos bien las papas y las dejamos con piel. Cogeremos unos palillos o mejor los palos de madera que se usan para hacer brochetas o pinchitos y los atravesamos de lado a lado de cada papa, en la parte baja de la papa.

Espero que se aprecie, como se atraviesa el palito

Espero que se aprecie, como se atraviesa el palito

Ayudándonos de un cuchillo que corte bien, le vamos haciendo cuñas a la papa. Cortamos hasta el palo y sacamos las lascas entre medio y vamos haciendo como un acordeón.

IMG_2112

Esas lasquitas nos las desaprovechen. Las dejan cubiertas de agua con algo de sal en la nevera y cuando vayan a freír papas, añaden estas lascas también.

Cuando ya tengamos todas las papas con el acordeón cortado, nos colocamos unos guantes de látex que no hayan sido usados previamente y untamos las papas con mantequilla, con las manos. Digo lo de los guantes para no quedarnos oliendo a mantequilla el resto del día. Tengan la precaución de sacar la mantequilla un buen rato antes de la nevera, para que se pueda trabajar bien con ella. Untaremos la mantequilla tanto por fuera, como por dentro de cada huequito que hemos hecho con el corte.

En la bandeja que vayamos a ponerlas en el horno, hay que untarla con aceite de oliva, solo un poco, para que no se queden pegadas

En la bandeja que vayamos a ponerlas en el horno, hay que untarla con aceite de oliva, solo un poco, para que no se queden pegadas

IMG_2110

Añadimos sal gorda por encima y si están algo más inspirados pueden ponerle romero, pimienta negra, etc. Estas solo iban con sal, porque las preparé para comida familiar con mis peques y no les suele gustar ver verde por encima.

Cuando las tengamos todas untadas de mantequilla, las introduciremos en el horno, que se ha calentado previamente a la misma temperatura que lo hemos precalentado 200º, calor arriba y abajo con ventilador, durante 35 minutos. El resultado es que la piel se queda chamuscadita y por dentro la consistencia es de papa asada. Son sabrosas, más sanas que si fueran fritas y menos calóricas también y con una vista sorprendente, como ya les he dicho una y otra vez!!!. IMG_2123

Un comentario en “PAPAS EN ACORDEÓN (la compañía perfecta y sorprendente)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s