TUMBET (mi versión…)

IMG_3012Este es un plato que enamora…. Es típicamente mallorquín y la versión que les traigo no es la auténtica. La versiono porque utilizo como base la salsa de tomate casera de mi abuela Yeya  (tienen ese pots en el blog) y la auténtica lleva una salsa de tomate más espesa y más picante. Tal y como se las voy a contar, está riquísima. Pero insito en que no es el auténtico.

Pues este plato lo descubrí en un restaurante maravilloso que no sé si seguirá existiendo. Nosotros dejamos de ir, cuando el dueño lo traspasó. Era el Mallorca, en San Fernando de Maspalomas. Era pequeño y acogedor. Sin grandes ornamentos ni filigranas, pero la carta y la cocina, sencillamente inigualables. En mi vida he vuelto a probar mejores caracoles, mejor Tumbet ni mejores postres que los que te ponían cuando ibas al Mallorca. Y encima no era nada caro. Si encima pedías el arroz caldoso con bogavante, sentías que del Mallorca al cielo!!!!! Lo cuento y la boca se me va abriendo, recuerdos sabrosos que jamás olvidaré!!!! Sobre todo el recuerdo más entrañable del Mallorca fue el de mi noche de bodas. Mi chico y yo nos casamos en una ceremonia íntima en Arucas. Nos casó además una amiga y conocida, nos rodeamos solo de sota, caballo y rey, esto es, sin grandes multitudes: nuestra familia más allegada y nuestros amigos más íntimos de aquel momento. Gracias a mi cuñado Ángel tuvimos una celebración perfecta, un almuerzo rico, muy cuidado en los detalles y lleno de momentos inolvidables, como que al llegar el momento del baile, era algo tan íntimo que nadie se atrevió a llevar música ni soporte para ponerla, así que todos los invitados nos cerraron en un coro y tararearon un vals…. Precioso y súper tierno. Nunca lo olvidaremos. Como tampoco olvidaré que tuvimos la suerte de que mi hija mayor, nos acompañara. Ahora resultan preciosas, las fotos en que aparecemos las dos y ella se siente de lo más orgullosa por haber estado con mami, en un día tan importante. Pues bien, la fiestita familiar duró hasta la media tarde, después nos fuimos a ver a la abuela de mi chico, Güely, que les adelanto que este año cumplirá los 100!!!! Tampoco olvidaré su emoción al ver a su nieto y a mi, aparecer pos su casa tan guapos como estábamos. Es curioso, pero son estos, los recuerdos más bonitos que tengo de aquel día: Estar mi hija conmigo, el vals tarareado, el rostro de Güely, las familias haciendo piña…. Nada más salir de allí, rumbo al sur de la isla. Era una sorpresa, mi chico me llevaba a un hotelazo a pasar unos días. La luna de miel se pospuso por trabajo, pero igual de buena e inolvidable. Camino del hotel, donde esperaban parejita de novios, nos desviamos a San Fernando y menudo banquete!!!!! El arroz, el tumbet y los caracoles…. Faltaron las perdices, pero nosotros ya éramos felices!!!! Al llegar al hotel los de recepción no daban crédito, no llegaron dos novios, llegaron dos tortolitos en vaqueros (nos habíamos cambiado antes, no sé si teníamos más ilusión por ir al Mallorca o al hotel) sin ganas de cenar románticamente, sin ganas de copa de champán… Pero para nosotros el día perfecto. Nos casamos por la mañana con una ilusión bárbara, almorzamos solo con los que queríamos, sin las parafernalias que tan poco nos gustan, merendamos por así decirlo con Güely y cenamos en el Mallorca…. Después del nacimiento de nuestros hijos, este, sin duda, el mejor día de nuestras vidas. Y hoy comparto con ustedes el sabor del tumbet, les garantizo el flechazo.

INGREDIENTES:

1 Calabacín (el auténtico no lleva, yo lo pongo porque dulcifica el amargor de la berenjena)

1 Berenjena

1 Papa (procuraremos que sea grande, así como del tamaño de la berenjena y del calabacín)

1/2 Pimiento rojo

1/2 Cebolla

300 grs de salsa de tomate casera (o dos vasos tamaño agua)

Aceite de oliva

Sal gorda

HOY TOCA ENAMORARSE

Antes que nada, cortaremos la berenjena, sin pelarla, en rodajas de 1/2 centímetro y las colocaremos en agua y un puñado de sal gorda.

IMG_3014

La dejamos así que luego volveremos con ella

La dejamos así que luego volveremos con ella

Vamos haciendo lo mismo con la papa, esta si la pelamos y la cortamos en rodajas, del mismo grosor que las de la berenjena y la ponemos a freír en abundante aceite de oliva. Cuando estén doradas, las sacamos y las ponemos a escurrir bien de aceite sobre papel secante.

IMG_3019IMG_3022IMG_3024Repetiremos operación con el calabacín, cortamos en rodajas de 1/2 centímetro de grosor, tampoco lo pelaremos y los freiremos en sartén con abundante aceite de oliva. Una vez dorado, sacamos y colocamos sobre papel secante para que escurra el exceso de aceite.

IMG_3017IMG_3026En otra sartén distinta de donde hayamos frito el calabacín y con mucha menos aceite, pondremos a sofreír el pimiento rojo cortado en tiras y cuando ya lleve cinco minutos al fuego, añadiremos la cebolla, también cortada en juliana. Un vez doradas ambas, las pondremos a escurrir el exceso de aceite también.

IMG_3023IMG_3025

Ahora, en la misma sartén donde freímos los calabacines (las papas las hice en freidora) empezaremos a freír las rodas de berenjenas (ya escurridas de agua) y cuando se doren, también las pondremos sobre papel secante.

Y empezamos a montar el tumbet:

En una fuente de horno, colocaremos una capa de salsa de tomate casera (si no tenemos hecha en casa, aconsejo comprar una de bote que sepamos que está rica, si saliera ácida el tumbet no serviría para nada). Solo se pone una capa, no hay que bañar la fuente.

IMG_3027

Sobre esta capa de salsa de tomate, colocaremos las papas a modo de capa también (todas las papas)

IMG_3028Volveremos a colocar una capa de salsa de tomate y sobre ella, la capa de calabacines (todos)

IMG_3029IMG_3030Y ahora…. Otra capa de salsa de tomate, tal y como sale en la foto, por encima de los calabacines. Toca poner las berenjenas a modo de capa también y también pondremos todas

IMG_3031Sobre la capa de berenjenas y antes de echarle el resto de salsa de tomate, pondremos las tiras de pimiento rojo y cebolla y por último bañamos este piso con la salsa de tomate que nos quede. IMG_3032

Antes de comerlo, aconsejo meter en el horno precalentado (precalentarlo a temperatura máxima, al menos 5 minutos, calor arriba y abajo) unos 10 minutos calor por arriba y por abajo con ventilador, temperatura 200º para sellar las capas y que se compacten los sabores, a parte de calentarlo para comerlo en todo su esplendor!!! Que sean felices….

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s