MINI VOLS AU VENT DE BERBERECHOS

IMG_3059Esta receta es absolutamente sorprendente. Una auténtica exquisitez. Sencilla y única. También la tomé prestada del recetario de Irene (amiga de mamá, ya les he hablado de ella). Cada vez que tenemos en casa una cena de las que preparamos para amigos y queremos que se vayan felices de casa, preparamos estos vols au vent. Bien en tamaño mini, bien en tamaño maxi. En cualquier supermercado encontramos los dos tamaños de estas “cestitas de hojaldre”. Las he preparado cientos de veces. Gustan y mucho, pero nadie las aprecia como mi amiga Lola y como nuestros amigos César y Bibiana. De Lola me encanta que se transtorne cuando lo preparo, ella sola podría comerse la bandeja entera y quedarse tan ancha. De hecho sucedió el pasado viernes y el resto del fin de semana se estuvo acordando de los vols au vent porque el empache le duró hasta el domingo. César y Bibiana,  idem, una de las veces que estuvieron por casa (hace tiempo, la verdad, a ver si nos vemos!!!) preparamos estos vols au vent y para ellos fueron una golosina. Me divirtió verles saborearlos y escucharlos cada vez que esto ocurría- Um pero que buenos. – Vane, esto está que se sale. – Pero qué ricos….. Parecían niños comiendo gominolas. Y es que se pueden hacer cosas deliciosas de una manera muy sencilla, si encima lo compartes con gente a la que quieres y con la que te diviertes, todo es más intenso. Recuerdo además una noche en la que los preparé (los tamaño maxi) para una cena con los primos de papá en nuestra casa. Entre todos los invitados, venía uno con el que yo había tenido un rifi-rafe literario hacía unos cuantos años. Él había escrito una novela y uno de sus personajes era mi abuelo (ya fallecido en el momento en que la edita). El perfil relatado ni nos gustó ni nos convenció ni nos pareció ajustado a la realidad. Así que boli en mano y en mi vehemencia característica a la hora de escribir, empecé a criticar su novela sin piedad. Mi enfado se retro alimentó y llegué más lejos. Publiqué en el periódico (Canarias7, por supuesto) la misiva. Nunca tuve respuesta, hasta pasados los años en que vino a casa. La cena fue tipo buffet pero una tiene alma de anfitriona y cuando llega el momento de darle el vols au vent de berberechos “maxi” al primo escritor de papá, me dice:- No serás tu la que me pusiste verde en aquella carta en Canarias7, verdad?. Yo muy digna y sin hacerle entrega del tesoro del vols au vent, le dije:- Sí, fui yo, pero lo que conté es verdad, tú no puedes decir lo mismo. Su cara no fue ni agradable ni lo contrario. Le hice entrega de su ración, probó y surgió la magia. Se acercó a mi y me dijo: – La verdad es que es una novela. Ya sabes me inspiré pero tienes razón, no todo se ajustaba a la realidad. En fin, para no cansarles. El vols au vant hace que entierres viejas hachas de guerra. Así la importancia de la comida en la sociedad, se dan cuenta????. Quien me lo iba a decir a mí y a él mismo. Reconciliarnos después de probar estos vols au vent…..

INGREDIENTES (para 24 mini cestitas)

24 mini vols au vent de hojaldre

200 mml de salsa bechamel

1 lata de berberechos (entera, con el agua que trae y todo)

PARA LA SALSA BECHAMEL

200 mml de leche fría

20 grs de harina simple de trigo

15 grs de mantequilla o aceite de oliva

Sal gorda

Pimienta negra

VAMOS A SORPRENDERNOS….

Empezaremos haciendo la salsa bechamel. En una sartén ponemos a derretir los 20 grs. de mantequilla, lo haremos a fuego medio, porque si se derritiera rápido cogería un gusto un tanto repugnante e imposible de arreglar. Cuando ya la mantequilla, esté completamente derretida, incorporaremos los 20 grs. de harina simple. Mucho mejor si la incorporamos ayudándonos de un tamizador, si no lo tenemos lo vamos haciendo con una cuchara dando golpecitos para que no caiga toda de pronto y se empiecen a hacer grumos. Desde este momento, hay que coger un batidor de varillas y dar vueltas constantemente, por eso no les puedo subir fotos del proceso. La bechamel es una salsa simple pero bastante mimosa. Damos un par de vueltas para que la harina se tueste y empezaremos a incorporar la leche fría poco a poco, hasta completar los 200 mml de leche. Seguimos dando vueltas, seguimos a fuego medio, hasta que veamos que la salsa comienza a espesar. Para hacer los vols au vent, el punto es medio espesa.  Una vez conseguido, salpimentaremos al gusto (serán más o menos 7 minutos a temperatura media y sin parar de dar vueltas!!!) Pasaremos toda la salsa a un bolw y añadiremos el contenido completo (agua y todo) de la lata de berberechos y mezclaremos bien, hasta que todo quede bien unido, sobre todo el agua de los berberechos.

 

Bechamel ya hecha y retirada del fuego

Bechamel ya hecha y retirada del fuego

 

Mezclamos con la lata completa de los berberechos (agua incluida)

Mezclamos con la lata completa de los berberechos (agua incluida)

Ahora pondremos a precalentar el horno, a 200º calor solo por arriba (función gratinar, sin ventilador) y en una bandeja tipo Pyrex para horno, iremos disponiendo los vols au vent, mientras los vamos rellenado ayudándonos de una cuchara de postres, para que se puedan rellenar más fácilmente (hay que ser un poco delicados)

IMG_3057

Al rellenar procuren que siempre caigan berberechos, dentro de cada cestita. Una vez los tengamos todos rellenaditos y colocaditos en la bandeja, meteremos en el horno a gratinar a 180º durante 5 minutos.

Si los quisiéramos hacer tamaño maxi, estas cantidades dan para rellenar 3 vols au vent de los grandes. Y en el horno tendrían que estar 7 minutos a gratinar…. en vez de 5.

Que los disfruten, buen fin de semana.

IMG_3059

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s