TABULE (una opción diferente para hacer en casa)

IMG_3541El tabule es una riquísima y súper fresquita ensalada que seguro que más de uno la han probado en restaurantes libaneses. En casa la preparo pocas veces porque de todos los componentes de mi cuartel general, solo le gusta a mi chico. Y a mí claro, ya les he dicho que precisamente ese es mi problema: me gusta todo. A otro a quien le fascina es a mi padre. Cuando vamos con él al libanés directamente pedimos dos raciones, una para papá y otra para el resto. El día que lo hice en casa me dio su aprobado, que viniendo de él (paladar exigente donde los haya, no sé como no se convirtió en crítico gastronómico) es todo un honor. Para que se hagan una ligera idea: mi padre no come pollo, no le entusiasma ni la pasta ni el arroz (ya se va poniendo la cosa más difícil) las papas fritas le gustan cortadas de una manera que ni subiendo cuarenta fotos al blog, sería capaz de explicarlo. Las vísceras tampoco. Las tortillas de papas, depende del punto del huevo….. Yo creo que a mi madre le apasiona la cocina de tanto que tuvo que inventar al gusto de su consumidor (papi). Mi padre jamás ha cocinado: NADA. Ahora eso sí, aunque a destiempo,  ya que el día del padre fue ayer, les diré que yo tengo al mejor del mundo. Él no cocinaba ni cocina, pero fregaba los platos, ponía la mesa, hacía el cafecito de la sobremesa para todo su harén (somos tres chicas, mamá y abuela y hasta cuando tuvimos perro, era hembra). Allí que nos llevaba al Estadio Insular a ver a la UD  en aquella grada con el olor a calamares secos volando en el ambiente. Me ponía el paquete de Munchitos delante, la botellita de Nik de naranja con pajita y yo tan feliz. Nos llevaba a ballet con Aida Lustre, a gimnasia deportiva (donde habré dejado yo la elasticidad que tenía) a la finca de mis tíos a Valsequillo a correr con cuarenta chiquillos y todos tan felices. A Maspalomas en verano a Las Canteras todo el año. Aquellos paseos a la barra, cogiendo cangrejos, erizos, a la Peña de la Vieja y a tirarnos desde arriba. A nadar al Metropole, a montar en bici Mesa y López arriba, Mesa y López abajo, las tardes de paseo a Los Frailes…. Y entre semana a trabajar por la mañana y por la tarde para que a sus princesa no les faltara nada. Mi padre era Superman para mí y aún hoy,  no se me ha caído el mito a pesar de tener 37 años. Observo mis recuerdos, monto en bici y recuerdo que él me enseñó, nado y recuerdo que él me enseñó, miro fútbol y recuerdo nuestras tardes de domingo camino del Estadio, nado en mi conciencia y recuerdo las tardes de mítines políticos…. hago tabule y me conmueve que a papá le guste y que sea yo la que hoy,  lo haga por él. A mis padres, a mis hermanas y a mi abuela les debo tanto, que les debo todo lo que hoy soy.

Del tabule les diré que la primera vez que lo hice fue un auténtico desastre y la segunda y la tercera y ya perdí la cuenta. Hasta que di con un libro que presté, por lo pronto ya no lo tengo, de comida libanesa. Muy importante: tener muy en cuenta las cantidades y el punto del aliño que con mucho detalle ahora les intentaré explicar… Anímense a hacerla, se sorprenderán. Es un sabor  fuera de lo común y lo cotidiano y precisamente ser capaces de hacerlo en nuestras cocinas será todo un reto con resultado satisfactorio. Sorprendente como mínimo.

INGREDIENTES: (salen 3 raciones)

3 manojos de Perejíl

1 manojo de Cilantro

10 hojas de hierbahuerto

3 Tomates rojitos (ya maduros)

2 cucharadas soperas de sémola de trigo grano mediano o pequeño 8dependerá del que consigamos en el supermercado) o lo que es lo mismo, Cous-Cous.

El zumo de tres limones

Un buen chorro de aceite de oliva virgen

2 cebolletas o cebollas tiernas (las que tienen tallo verde y largo, parecido al del puerro)

IMG_3414

VAMOS A ELLO QUE A LA PRIMERA LES VA A QUEDAR BIEN:

Adelanto que es latosa de hacer por eso de estar desmenuzando las hojitas de tanta hierba, pero con paciencia y música de fondo se pasa en un piz-paz.

En un vaso echaremos las dos cucharadas soperas de sémola y las cubriremos de agua fría. Las dejaremos así e iremos observando como va aumentando sorprendentemente su volumen. De vez en cuando lo removeremos con un tenedor para que cojan aire.

IMG_3411

Cubiertas de agua fría

Cubiertas de agua fría

Retiramos el tallo de los tres manojos de perejíl, de manera que dejemos lo más posible solo las hojas. Aconsejo hacer esta operación con las manos para que no se nos oxide. Lavamos bien y dejamos escurrir. Haremos lo mismo con el manojo con el cilantro. Retiramos el tallo, cogemos las hojitas, lavamos bien y ponemos a escurrir. y también lo propio con las 10 hojas de hierbahuerto. Ya les dije que había que tener un poco de paciencia….

IMG_3581

Mientras se escurre todo lo verde, vamos cortando las cebollas tiernas en trocitos pequeños (solo la parte blanca) y ya las podemos poner en el bolw en que lo vayamos a servir.

IMG_3420

Aprecien como se va incrementando el volumen de la sémola

Aprecien como se va incrementando el volumen de la sémola

Ahora lavaremos bien los tomates y muy importante, los partimos por la mitad y retiramos todas las semillas.

IMG_3421Después de vaciarlos, los cortaremos en dados y los incorporaremos junto con las cebollas.IMG_3423

Cuando ya esté bien escurrido todo lo verde (podemos pasarlo por centrifugadora)lo partimos lo más pequeño que podamos. Mucha gente se ayuda con las tijeras pero a mí no me gusta la consistencia que le queda, se oxidan rápidamente. Prefiero hacerlo con las manos, aunque no me quede tan pequeño. Seguidamente lo incorporaremos al bolw, junto con la cebolla y los tomates.

Y sigue subiendo el volumen.... No se asusten

Y sigue subiendo el volumen…. No se asusten

Ya casi estamos acabando…. Una vez haya desaparecido todo el agua que cubría la sémola, incorporemos ésta con el resto de nuestra ensalada.

Así quedó al final la sémola

Así quedó al final la sémola

Mi hijo Pablo (el peque) ayudándome. A los tres les encanta echarme una mano en la cocina

Mi hijo Pablo (el peque) ayudándome. A los tres les encanta echarme una mano en la cocina

Y queda el toque del aliño. En muchas recetas de tabule, el aliño se le pone a la sémola, antes de incorporarla con el resto. Yo prefiero aliñarla cuando ya estén todos los ingredientes mezclados. Para ello, exprimiremos el zumo de los tres limones. Echaremos casi a ojo un buen chorro de aceite de oliva virgen y sal al gusto (que sea sal gruesa).

IMG_3583

Hay que procurar comerla sobre la marcha. Si la dejamos, todo lo verde se va quedando con una consistencia algo gelatinosa y ya no será tan apetecible, como esta que les enseño…..IMG_3584

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s