FRIKADELLEN (hamburguesitas alemanas) doble versión

IMG_3836Llevaba tiempo queriendo subir esta receta. Y como siempre les cuento el por qué. Mis hijos solo han traído cosas buenas a mi vida y cada día que pasa es mejor. Ellos van creciendo y nuestras vidas se van transformando. Parte importante son los amigos de mis hijos, para ellos por supuesto y para nosotros que ellos los tengan y disfruten al máximo en su tiempo de juego. Mi madre siempre dice que no hay mejor juguete para un niño que otro niño. Pues entre tanto y tan bueno que suponen mis hijos en mi vida, sus amigos hacen que nosotras, las mamis de ellos, inevitablemente nos conozcamos y nos relacionemos. Si encima contamos con la enorme suerte de hacernos amigas, seguimos sumando bondades de los hijos en las vidas de sus papis. Así me ha pasado a mí. Mi hijo el mediano tiene un amigo al que adora por encima de los demás, aunque para él todos son importantes. Sus amigas también lo son, en especial dos de ellas y sus mamis también son estupendas. Dentro de todo este círculo en el que los hijos nos hacen entrar, llegamos también a la edad en la que deben de empezar a prepararse (por ahora los papis y mamis) para hacer, dentro de unos años, la Primera Comunión. Colocados todos ya en escena, llegamos las mamás. Convirtiendo sin varita mágica,  cada acontecimiento en algo especial, así que de manera inteligente decidimos apuntarnos juntas a la catequesis. Rizamos el rizo y después de cada charla, por qué no una cenita rápida antes de volver a casa las cuatro súper mamás?. Y como las buenas costumbres no tardan nada en hacerse leyes, cada dos miércoles más o menos que de cenita nos vamos…..Y es estupendo. Divertida, terapéutica, entrañable y ya hasta casi imprescindible. Esperamos el miércoles que nos toca con ilusión. Parecemos adolescentes a punto de salir de juerga por vez primera. Somos todas diferentes y probablemente ahí radique el secreto. Si fuéramos heroínas de cómics seríamos: Supergirl, mi querida Anita, es sabia y con un sentido del humor envidiable. Capaz de hacerlo todo sin parecer cansada. Lo sabe todo en todo momento y ayuda siempre. Además sincera (cosa difícil en estos tiempos). Rosi sería Elasticgirl, siempre está bien, se adapta a todo y a todos. Tierna y dulce desde que te sonríe y casi siempre está sonriendo. Si tienes un problema y lo compartes con ella, parecerá que te has bebido un gran vaso de agua cuando tienes sed. Ella sabe calmarte, ella sabe escucharte, ella es grande. Saida sería Catwoman, delicada y sutil como nadie a quien conozca, pero fuerte y dispuesta para todo lo que se proponga. No hay barreras para ella y si las hubiera, se transformaría y las derribaría sin piedad y además estoy segura que lo haría subida a sus tacones y no se arrugaría la falda. Dentro de mis estupendas amigas yo me veo un poco como Mafalda (salvando las distancias, porque la admiro), la protestona inconformista que día tras día se empeña que este mundo de locos sea un poco mejor. Se dan cuenta la suerte que tenemos las cuatro???’. Cada miércoles llego a casa después de haber disfrutado de inmejorable compañía y agradezco el día en que mi hijo se hizo amigo de Sergio, de Elena y de Sofía porque sus madres entraron con ellos en mi vida y eso me hace feliz, muy feliz.

Cada vez que nos escapamos a estas cenas “cenas terapia de grupo” vamos a un sitio súper acogedor, el Pecado Ibérico, si no lo conocen se los recomiendo. La carta no es muy extensa pero lo que tienen es sencillo y exquisito. El primer miércoles que fuimos por allí nos recomendaron las Frikadellen y las cuatro nos quedamos encantadas. Son de sabor intenso pero de textura suave al paladar. Es difícil conseguir que un plato te sepa tanto sin que te sea pesado. Para repetir además. Nos lo sirvieron con una salsa de cebolla que también estaba para mojar pan… Deliciosa. Así que desde que llegué a casa me puse como loca a buscar un libro de recetas alemanas que me regaló un buen amigo hace un tiempo. Y allí estaban: Frikadellen. No las hice tal cual, seguí con mis trabajos de investigación hasta que di con la mezcla que me parecía más acertada para poder compartirlas en familia y no estar como en un restaurante, cocinando para adultos y para pequeños por separado. Y aquí está el resultado. Vayan leyendo.

INGREDIENTES:

1/2 kilo de carne de ternera molida. Hace tiempo que les quería contar un secreto sobre la carne. Yo solo la compro en Hermet, el que está justo en frente del Mercado Central. Mis hijos son muy carnívoros así que no me la juego (en comida casi nunca, menos aún si es para ellos). La calidad es para mí condición indispensable a la hora de comprar carne. No soporto esa carne que pones en la sartén a la plancha y comienza a soltar agua…. En Hermet nunca me ha pasado. Además el precio es más que razonable. Les recomiendo los chuletones gallegos, la carne molida la eliges y te la pican delante de tí. Los filetes de ternera lo cortan todo lo fino que quieras. El entrecot jamás me ha salido duro. Además el personal que está allí, en concreto Andrés tiene toda la paciencia del mundo con sus clientes y te aconseja y te asesora sin equivocarse. Si estás mucho tiempo es además un recetario parlante. Un lujo que te atiendan así en estos tiempos tan impersonales en los que vivimos.

3 Trozos de pan duro (del día anterior, vale)

1 Cebolla

2 dientes de ajo

1 cuacharada sopera de mostaza de Dijon (puede ser la mostaza fuerte inglesa, depende del gusto de cada uno)

1 Huevo

1/2 vaso de leche

Sal y pimienta

Aceite de oliva para freír

MANOS A LA MASA

Colocamos los tres trozos de pan duro en un recipiente y los mojamos con el 1/2 vaso de leche. Lo dejamos en remojo y lo utilizaremos más adelante.IMG_3816Pelaremos la cebolla y los dos diente de ajo y los picaremos muy pequeño, mejor si lo hacemos con picadora eléctrica. Se pueden picar a la vez.IMG_3817En un sartén con el fondo de aceite, poca aceite que simplemente cubra el fondo, sofreiremos la cebolla con el ajo picado a fuego medio para que no se nos queme en ningún momento ni la cebolla ni el ajo. IMG_3818En lo que se van guisando ambos ingredientes, colocaremos en un recipiente grande y ancho, para trabajar con facilidad, la ternera molida.IMG_3819Añadiremos a la ternera, el huevoIMG_3820Y acto seguido, añadiremos la cucharada de mostaza de DijonIMG_3821Salpimentaremos al gusto y rescataremos el pan con cuidado, que habíamos dejado remojando en la leche y lo añadiremos a la carne también. El resto de la leche no hay que incorporarlo, solo el pan. Ya casi estarán listos la cebolla y el ajo y lo añadiremos al conjunto.IMG_3822IMG_3823A mano, ayudándonos con unos guantes de látex sin previo uso, iremos amasando y mezclando todos los ingredientes hasta conseguir que se queden todos bien integrados.IMG_3824Cuando ya lo tengamos, iremos haciendo bolitas no muy grandes porque si no nos costará más tiempo hacer al fuego nuestras Frikadellen, para luego aplastar las bolitas y dar forma de filete redondo hasta obtener nuestras hamburguesas. Si se nos hace difícil amasarlas y formarlas, humedeceremos los guantes o las manos, según sea el caso.IMG_3831Y ya estarán listas para freír. Seremos generosos con el aceite (de oliva por supuesto), como un dedo de fondo en la sartén que las vayamos a hacer. Cuando esté caliente, iremos colocando de una en una sin que se peguen las frikadellen y a fuego medio para que se queden bien hechas por dentro, las iremos friendo. A los niños les encantaron y después de un día duro de trabajo dentro y fuera de casa, no tenía ganas de seguir amasando, así que decidí formar un rollo alargado, precalenté el horno a 200º calor arriba y abajo con ventilador e introduje el rollo en el horno. Bastaron 20 minutos y se quedó en su punto exacto. Los peques y los ya no peques comimos el mismo menú, cocinado de diferente manera, así que las frikadellen llegan al menú familiar para quedarse. Les aconsejo acompañarlas de papas, guisadas, fritas, en ensalada o ensaladilla y con una salsa de rábano picante; espectacular.IMG_3835IMG_3837IMG_3838

4 comentarios en “FRIKADELLEN (hamburguesitas alemanas) doble versión

  1. ¡Lo hice al horno y salió estupendo! Me gustan las recetas que publicas, con el toque literario personal. Últimamente mis hijos disfrutan sobremanera las comidas. ¡Gracias!
    i

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s