UNA PIZZA MUY ESPECIAL

IMG_2464Como la mayoría de mis recetas, esta también me evoca sensaciones muy especiales cuando la preparo. Ya se que es sencilla y que no deja de ser una pizza, pero desde que llega el buen tiempo estoy deseando irme a pasar unos días entre amigos a un hotelito donde la preparan. Allí es donde más me sabe comerla y de donde pillé la idea para prepararla en casa. Pongámonos en situación, una pandilla de lo más heterogénea, por un lado nosotras las componentes femeninas rendidas al calor y a la comodidad de las hamacas, intentando coger este tono de piel bronceado que nos hace sentir de maravilla y que nos ilumina también el alma. Algún componente masculino, como mi chico, también se rinde, debió de ser lagarto en otra vida. La pandi sexo opuesto,  rendidos al descanso también en posición horizontal, aunque alguno que otro al amparo de una sombrilla.  Al ladito y cerca de cada uno, una cañita o un refresco light y la prensa. Los churumbeles de todos nosotros, que son más que muchos cuando se juntan, jugando al corre que te pillo por tierra y por agua, sin peligro y a su antojo. El cielo azul y despejado, tan claro que de vez en cuando se agradece una nube que nos de tregua. Entre suspiros de relax, un bañito que atenúe las temperaturas y a seguir reptando, a seguir sin hacer nada. Entre medio las conversaciones más ocurrentes y divertidas como las de Bibiana una amiga con la que nunca dejo de sonreír. Las historias de Oti,  llenas de mensajes positivos y esperanzadores,  compartiendo con los demás todo lo que puede ser bueno. Las carcajadas de Luzma, que  nos arrancan las nuestras también, no hay a lo que ella no le saque punta. Rápida y avispada. La lógica y el sentido común de Dolores que nos devuelven a la tierra, eso sí, sin dejarse de apuntar a sus sueños y  a trabajar mucho para conseguirlos. La paciencia y la sonrisa serena de Patri (además mi hermana) más delicioso que cualquier receta, es pasar tiempo a su lado. Dentro de todo este micro universo que se genera, a quién no le iba a encantar comerse esta pizza, que ahora les cuento…..

INGREDIENTES:

1 Base de Pizza, mejor si es de masa fresca. Lo que no me gusta nada porque se queda demasiado crujiente, es la masa congelada y precocinada.

100 grs de tomate triturado

150 grs de queso, bien sea Mozzarella para pizzas, Gouda o Masdam. Puede ser en lonchas o rallado

150 grs de jamón serrano en lonchas

1 manojo de Rúcula

Aceite de oliva Vírgen

Pimienta negra molida

ESTO ES MUY SENCILLO, NO HAY EXCUSAS….

Desde que se planteen hacerla, les recomiendo precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo sin ventilador.

Si la masa es fresca lo mejor será estirarla un poco con la ayuda de un rodillo, antes de incorporar los ingredientes. Una vez estirada utilizaremos un tenedor y pincharemos la masa, sobre todo por los bordes. Esto evitará que se inflen y además ayudará a que no se quede cruda en el interior.

Una vez dados estos pasos previos, cubriremos toda la superficie de la masa, con el tomate triturado.IMG_2455Encima del tomate, cubriremos también la superficie del queso que hayamos elegido. En este caso, era un domingo por la noche y solo me quedaba queso Gouda en la nevera y en lonchas. Eso sí, les advierto que rallado queda y funde mucho mejor, pero era domingo y estaba muy agotada…..IMG_2456Ahora, antes de seguir añadiéndole ingredientes, introduciremos 10 minutos la pizza en el horno, a la misma temperatura que lo teníamos en precalentamiento.IMG_2460Pasados los 10 minutos, la sacaremos del horno, pero lo seguiremos manteniendo encendido. Ahora si que ya podemos incorporarle las lonchas de jamón serrano. No lo hacemos desde el principio porque el jamón serrano al calor es aún más salado, mejor incorporarlo ahora, que no salará tanto nuestra pizza. IMG_2461Volvemos a introducir nuestra pizza en el horno, otros diez minutos, a la misma temperatura que ya la teníamos. Serán unos diez minutos más, el tiempo prefecto para que nuestra pizza quede crujiente sin quedarse dura. Mientras pasan estos diez minutos, iremos lavando nuestro manojo de rúcula y le iremos retirando los tallos, dejando solo las hojas. Las secaremos bien. Desde que saquemos la pizza del horno (ya pasados los 2º diez minutos) repartiremos sobre toda la superficie la rúcula que ya estará preparada. IMG_2463IMG_2464Y sobre toda la pizza, un chorrito de aceite de Oliva Vírgen y pimienta negra recién molida al gusto. A disfrutarla y a soñar con las vacaciones que ya van llegando…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s