FIDEOS CON VERDURAS (salteados en wok)

IMG_5627Y por fin llegó el fin de semana!!!!! Y eso que últimamente tengo la sensación de que el tiempo se pasa volando, pero esta semana, esta semana se me hizo como dos. Me despertaba y pensaba, ¿qué día es hoy? y una patada de realidad me daba un puntúo en la cara, todavía martes y lo mismo me pasó al amanecer del miércoles y del jueves. Pero llegó el viernes y aquí está listo y fresquito para exprimirlo con el sábado y el domingo y no dejar ni gota. Me da lo mismo irme a la playa, que sentarme en un sofá a leer un libro, solo quiero no hacer nada y hasta me gustaría aburrirme y gozar de esa agradable sensación de que nada ni nadie te están esperando. Ya les diré si consigo mi propósito casi que puedo adelantarme y decir que no. Pasarlo bien eso seguro, pero es yo me divierto de cualquier manera, como dice mi hermana Ana, con poquito voy. Y hablando de Ana, se queja,  no ella, si no su ego, de que no le he dedicado nunca un post para ella solita. Ana es mi hermana pequeña y por momentos hasta yo me confundo y la trato como si fuera una hija. Al decir pequeña quizás se confundan, ella tiene 32, no se le puede decir “pequeña” ni usando el sentido más amplio de la palabra. El problema de esta consideración es solo mío. Tiendo a protegerla en exceso, tanto que soy capaz de sacar mi lado más Belén Esteban cuando alguien ha sido capaz de hacerle daño. Son 6 años de diferencia los que nos separan, no muchos en cantidad pero parecía insalvable cuando éramos más pequeñas. Ella se quedó en una generación y yo en otra, eso sí fronterizas pero cada una por su lado, así que me tocó achucharla, me tocó cambiarle malamente algún pañal, me tocó mecerla en el cochecito, me tocó presumir ante mis amigas en el cole, también me tocó pelearme y no fueron pocas las veces, me tocó compartir el cuarto con ella hasta que me fui de casa, junto con el cuarto sumamos: roperos, escritorios y hasta la almohada. Ella es un puro desastre, el desastre más descarado que se puedan imaginar pero ¿cómo rendirse a una sonrisa preciosa y a unos ojos verdes chispeantes cuando yo buscaba algo, por ejemplo un jersey y ella llegaba por la puerta tan contenta con el objeto en cuestión puesto??????.  Ella me picaba el ojo y me mandaba un beso volado mientras yo me desataba en un ataque de ira que al verla, no me duraba ni una milésima de segundo. Ella ha sido mi alegría muchísimas veces, mis expresiones más tiernas, mis consuelos más cariñosos. Rebosa alegría por donde pasa, sin dobleces y sin un gramo de plasticidad. Es tan auténtica que se que es única.  Dentro de todos sus desastres adorables, no es menos la cocina, mi hermana era capaz hasta hace muy poco de hacer una tortilla de papas, sin haber guisado las papas primero, ahora eso sí, si algún día comparten una sobre mesa con ella, nadie mejor para hacerlo. Considero que tuve una infancia feliz pero también soy consciente  que sin mis hermanas no hubiera sido igual. Las necesito como el agua.

Toda la inercia en la que me moví esta semana me tenía a mí algo ansiosa y como a muchos,  la comida en este estado se convierte en el aliado perfecto para sobre llevarla. Así que una noche, saltándome a la torera las recomendaciones populares y que tanto me repite mi querida compañera y también amiga, Estrella, hay que cenar poco y ligero. Yo me lo repito a mi misma como si fuera un mantra, pero debo de estar baja en el plano espiritual porque no hay manera. Dan las 21:00 en el reloj y me da un no sé que qué sé yo, que como un ladrón con todo el tiempo del mundo asalto sin remordimientos la nevera, la abro y la cierro en busca de El Dorado. Lo mismo con la despensa. Hasta que la inspiración me corre por las venas y me lleva derechita a los fogones, una no se debe de ir a la cama cuando las musas la visitan, hay que dar rienda suelta y hacer casos a los sentidos. Este mantra si que me sale. Y de ahí, la receta de hoy. Rica no, riquísima y sana.

INGREDIENTES:

1 Puerro (solo la parte blanca)

4 Zanahorias

2 Calabacines

1 Pimiento rojo

200 grs de fideos gruesos (como los que usamos para sopa)

150 mml de salsa de soja

1/2 litro de caldo de verduras

1/2 cucharadita tamaño moka de jengibre en polvo

Unas gotas de Tabasco

Aceite de oliva virgen

EXPLOTEMOS EN SABORES Y TEXTURAS

Antes que nada, debemos de poner al fuego el 1/2 litro de caldo de verduras, sin dejar que llegue a hervir. Solo nos interesa que esté caliente en el momento que vayamos a usarlo. Para el caldo nos sirve perfectamente el que tengamos reservado o congelado de un puré que hayamos hecho. Yo recomiendo hacerlo en casa, pero en su defecto es mucha la gente que me recomienda los caldos de Gallina Blanca. IMG_5614

Cogeremos todas las verduras y las cortaremos en juliana, esto es, en tiras lo más finas posible. El puerro, las zanahorias, el pimiento rojo y los calabacines.IMG_5612Una vez cortada toda la verdura, pondremos dos cucharadas soperas de aceite de oliva a virgen a calentar en un wok. Si no tuvieran wok, también sirve una olla antiadherente,  ancha y chata. IMG_5613Una vez que el aceite esté caliente, iremos incorporando las verduras de una en una y salteando unos minutos antes de incorporar la siguiente. Esto es, primero saltearemos las tiras de puerro:IMG_5616Salteamos unos dos minutos e incorporamos ahora el pimiento rojo.IMG_5617Salteamos otros dos minutos y le toca el turno a las zanahoriasIMG_5618Otros dos minutos, salteando y removiendo que van los calabacinesIMG_5619Salteamos todo el conjunto otro par de minutos a temperatura 8 e incorporaremos los 150 mml de salsa de soja, removemos bien para que toda la verdura se impregne con la soja y coja ese color tostado tan apetecible. Lo interesante de este plato no es guisar la verdura en exceso, si no que su textura sea al dente, que cruja un poco al morderla. IMG_5620Una vez conseguido el tono que les decía, incorporaremos los 200 grs de fideos crudos y saltearemos otro para de minutillos, mezclando bien todo el contenido del wok.IMG_5615

IMG_5621

IMG_5624Llega el momento de darle un puntito de sabor así que incorporaremos al conjunto, la media cucharadita tamaño moka de jengibre en polvo y unas gotas (a gusto del consumidor) de Tabasco.IMG_5625IMG_5626Bajaremos el fuego a temperatura 7 (mi vitro va de 1 a 9) y echaremos el 1/2 litro de caldo de verduras de una sola vez, que recuerden debe de estar caliente. IMG_5624Vamos removiendo de vez en cuando y calculamos 18 minutos. Es el tiempo exacto para que el caldo se consuma y el fideo esté en su punto justo de cocción, al dente comos las verduras que lo acompañan.

Y lo dicho a disfrutar y a ser felices. IMG_5628

 

Un comentario en “FIDEOS CON VERDURAS (salteados en wok)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s