MEDIAS NOCHES DE PEPINO

IMG_5662

 

Puente del Día de Canarias y yo de brazos caídos…. Los días ya parecen que quieren parecerse a primavera y casi que podemos escaparnos a la playa aunque haya que tirar hacia el sur o hacia otra isla en busca de calidez. El olor a salitre cuando paseas por la orilla, el empanado especial de arena color gofio de nuestras playas, ese empanado pegadito a la piel después de estar dos horas diseñando un castillo que ni Disney haría igual para ninguna de sus princesas. Las doscientas conchas que atesoran los más peques y sus caras de felicidad cuando las encuentran…. Estoy segura que se encuentran una moneda de 2€ al lado y la despreciarían por una concha de las que se encontraron las pequeñas María y Victoria este fin de semana (hijas de amigas). Bendita inocencia. Despertar por la mañana sin ninguna prisa, ver las caras de tus peques desde temprano sonreír a tu lado y saber que vas a pasar con ellos el resto del día. Recibir los buenos días de tu chico y no despegarte hasta la noche, las buenas noches. Compartir con amigos el desayuno, el almuerzo y la cena. Y con sus hijos, amigos de tus hijos.  Sentarte a tomar un café y tener de frente la línea infinita del horizonte, confundiendo el cielo con el mar. Sonreír y reírte todo el día. Caminar con amigas por la avenida mientras hablamos de lo que nos preocupa y nos ocupa. Compartir problemas también y sentir que al hacerlo se van haciendo más pequeños, más pequeños, más pequeños…. Cuanto necesitaba mi cabeza este puente, llevaba toda la semana preparándolo en familia y en pandilla. Poco antes de partir me vine un poco abajo y es que a veces, solo a veces, una hace un poco el tonto y le otorga a quien no debe ni merece el poder de graduarle su sentido del humor. Y eso que aquella mañana me había echado unos buenos dancing. Pero afortunadamente cuento con un chico maravilloso y unos amigos fabulosos. Con ellos se puede contar y en palabras de Benedetti, no contar hasta dos o diez, si no contar con ellos. (Gracias Antonio, me tocó el corazoncito) Que importante es la gente que te quiere bien y a la que quieres. Sobre todo porque hacen que los que no cuentan en tu vida, sean cada vez más insignificantes. Que importantes son las personas que hacen de este mundo, un lugar maravilloso para vivir. Que importante es cuidarlos y dejar que nos cuiden.

Así que como una olita de las que rompían en la orilla me tomé este puente y por la cocina solo fiché de manera testimonial, marea baja total.  Pero es que desde que noto que empieza a calentar el sol temprano y que en mis planes se trazan los caminos a cualquier playa,  automáticamente se me conecta alguna terminación nerviosa en mi cerebro que pone en alerta a mis papilas gustativas y sobre la marcha sin perder tiempo tengo que comerme al menos dos o tres,  de estas medias noches. También quedan espectaculares en pan de molde (el de Parrilla el mejor, sin duda) o en scones (ya pasaré receta).

INGREDIENTES (Para 10 medias noches)

10 Panecillos medias noches

1/2 Pepino

1/2 vaso de vinagre de manzana

1 Cuchara sopera de azúcar moreno

Pimienta negra molida

Mayonesa (uso Hellmans)

VAMOS A LA PLAYA O O O O (Aunque haya que esperar al finde)

Vamos cogiendo la mitad del pepino y partiéndolo en rodajas muy finas. No es necesario pelarlo, dejamos la cáscara que cuando cruja al morderla, aún será más apetitoso.

IMG_5634

Colocamos todas las rodajas en un recipiente hondo, porque necesitaremos macerarlas un rato, antes de usarlas.IMG_5637

Cogeremos ahora un vaso, tamaño de los de beber agua y lo llenaremos hasta la mitad de vinagre de manzana.

IMG_5639

A este mismo vaso le incorporaremos 1 cucharada sopera de azúcar moreno (si no tuviéramos, también puede ser azúcar blanca)

IMG_5640Ayudándonos de un batidor pequeño que quepa en el vaso o con un agitador tipo coctelera, batiremos bien el vinagre con el azúcar hasta conseguir que se diluya lo segundo.IMG_5643

Antes de incorporar esta mezcla sobre los pepinos loncheados,  echaremos sobre estos pimienta negra al gusto, siguiendo al mío, soy bastante generosa. Ahora podemos incorporar la emulsión del vinagre de manzana y el azúcar sobre los pepinos y procuraremos que los cubra bien para que se maceren. Los dejaremos así, al menos 1 hora a temperatura ambiente. No meter en el frigo mientras macera pues pierden bastante sabor.

IMG_5645IMG_5647

Pasado ese tiempo ya podemos ir abriendo las medias noches. Sobre una de las tapas untaremos la mayonesa.IMG_5661

Sobre la tapa contraria iremos colocando rodajitas de pepino que habremos pescado con ayuda de un tenedor. Les aconsejo que no la escurran, simplemente la sacamos del vinagre y directamente colocamos sobre el pan. Cerramos y listo. Listo para disfrutar de un bocata sorprendente, crujiente en su mordisco, ácido en su maceración y dulce en la tierna miga que lo envuelve. Explosión de sabores en un solo chasquidito. Disfrutar de este bocata en la orilla de la playa con una cañita o un refresquito, tu amiga al lado, esa que siempre te comprende, tus hijos cebando olas en el agua, tu chico debatiendo y departiendo con sus amigos, el sol de media tarde…. ¿Quién dijo que no existe la gloria?

IMG_5657

IMG_5663

2 comentarios en “MEDIAS NOCHES DE PEPINO

  1. Hala mi niña, qué bien haces dándole importancia sólo a lo que se lo merece . Y de vez en cuando evoca las carcajadas de nuestros niños y las miradas de tu chicarrón. Tanta suerte causa envidia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s