TOMATES CHERRY CARAMELIZADOS (al horno…..)

IMG_6461Ella me llama un día tras otro. Con cada reclamo intenta convencerme cuando lo que realmente persigue es convencerse a sí misma. Lleva años enamorada en silencio, aún a sabiendas que se equivoca. Se equivoca en el momento y se equivoca de persona. Los dos tienen familia pero como en todos estos casos,  en esta historia también escuchamos que ella quiere a su marido, pero que ya no está enamorada. El hecho de tener un hijo en común dice que es lo que la frena a dar un paso, certero o falso. Mientras tanto divaga, se recrea en las miradas que dice ella que el otro le dedica. Me reproduce las conversaciones que mantiene una y otra vez, casi que las podría reproducir aquí como una taquígrafa concentrada en su tarea. Cuando sabe que la casualidad forzada (por ella, claro) puede encontrarles,  repasa su armario de arriba a abajo y de izquierda a derecha, él no puede verla igual que los días atrás cuando se vieron por última vez. Las palpitaciones que sufre cuando él se acerca bien podrían servir para reproducir el sonido de una estampida de una peli. Dice cenar menos el día que lo ha visto y deja de comer al siguiente si además han hablado. Cada noche recuesta su cabeza en la almohada y se imagina una vida con él. Se ve feliz y de nuevo enamorada. Hasta aquí nada nuevo, cúmulos de sensaciones que tienen las personas cuando corren la suerte de enamorarse, pero el problema de mi amiga es diferente. La enamora su imaginación y las ansias de romper con su monotonía. Apenas le conoce y a mi solo se me ocurre decirle para despertarla de su ensimismamiento que vaya usted a saber si ese muchacho después es un sádico, o un cochino…. Y ella lela me responde que no le importaría….. y a mi me admira, me admira su capacidad para soñar aunque sepa que nunca, ni siquiera en voz muy baja, le confesará lo que sus sueños le hacen sentir cada noche. Seguirá queriendo a su marido y seguirán juntos criando a su hijo, pero como bien decía la canción a dónde irán los besos que no damos, que guardamos. Qué vivan los sueños porque si no fuera por ellos, vivir la realidad sería insoportable. Dulces sueños esta noche, querida amiga y todas las noches en que necesites amar, aunque no te corresponda.

Pues esta recetita es empeño de mi madre. Llevaba días detrás de mi y en cada conversación y en cada visita a su casa, me insistía para que copiara la receta, la hiciera y la subiera al blog. Esta vez no me cuesta decirlo, pero vuelve a tener razón. Pura golosina. Exquisitos y adictivos. Encima fáciles de hacer.  Mi madre vuelve a no equivocarse en sus consejos, a veces he pensado que en algún rincón de su armario debe tener una bola de cristal y que en sus ratos libres ejerce de pitonisa…. Así que otra vez me toca decir eso de:  ¡Qué viva la mami que me parió!!!!!

Esta receta bien nos puede servir como una sorprendente guarnición, tanto para carne como para pescado,  como aperitivo novedoso o estupenda con unas tostas de pan untadas de queso cremoso y los tomates por encima…. Se me hace la boca agua.

INGREDIENTES: (guarnición para dos)

1/2 kilo de tomates cherry

Aceite de oliva virgen

Vinagre de módena

Sal gorda

Azúcar blanca

Cebollino seco (especie)

VAMOS A ELLO (es real, no un sueño)

Primero que nada, vamos precalentado el horno a 180º calor arriba y abajo.

Lavamos y secamos los tomates.IMG_6434

Estos son de la frutería Laly en el Mercado Central, una delicia

Estos son de la frutería Laly en el Mercado Central, una delicia

Los colocamos en una fuente para horno, adaptado el tamaño de la fuente a la cantidad de tomates. No deben estar uno encima de otro, mejor que haya espacio  entre ellos pero no demasiado. IMG_6437

IMG_6438

Una vez los tengamos colocaditos, echaremos un buen chorro de aceite de oliva virgen por encima. Seremos generosos y procuraremos que llegue aceite a cada cherry. IMG_6439Repetiremos esta misma operación pero con el vinagre de Módena. IMG_6440

IMG_6441Echaremos ahora sal gorda al gusto por encima de los tomatitos.IMG_6442Llega el turno del azúcar blanca y esta la incorporaremos por encima de los tomates procurando que quede una capita de azúcar por encima de cada uno.IMG_6443

IMG_6446Y el toque final, advertirles que éste no es indispensable pero el cebollino seco (lo pueden conseguir en establecimientos que vendan especies) da un toque final peculiar pero inolvidable. Si lo encuentras que sepan que se conserva en tarro de cristal y dentro de la nevera. Pues bine, añadimos el toque final mágico por encima de los tomates, sin pasarnos, solo es darle un toquecito.

IMG_6447Y ya están nuestro cherrys listos para entrar al horno. Los tendremos dentro unos 25 minutos a la temperatura y función que hemos precalentado el horno (180º, arriba y abajo). De verdad que están muy ricos, deberían venderlos en tiendas de chuches…. Pura golosina. Una vez lo saquemos del horno ya estarán listos para devorarlos pero que sepan que guardan calor, cuidado de no quemarse al morderlos. IMG_6459

 

6 comentarios en “TOMATES CHERRY CARAMELIZADOS (al horno…..)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s