RAVIOLIS DE CALABACÍN (rellenos de pavo y queso)

IMG_6876

 

Hay lugares que tienen especial magnetismo. Lugares a los que llegas y sientes que allí nada malo puede pasarte. Son sitios a los que volverías una y otra vez sin cansarte de hacerlo. Me considero muy urbana, como dice mi madre, las raíces las eché en el asfalto y  en mi playa de las Canteras, playa urbana por excelencia y me atrevo a decir que es  la mejor en el mundo entero. Pero una especie de energía me invade cuando llego a la Finca La Cruz, en Valsequillo,  donde viven mis tíos Ana y Tano y sus hijos, Sara y Víctor. Por este último además me atrevo a decir que siento absoluta debilidad (espero que el resto del batallón de primos no se ofenda). Cada vez que regreso me imagino con el pantalón de peto vaquero que mi madre nos ponía a mi y a mis hermanas, las tres iguales. Partíamos a correr y nos sentíamos libres. Con mis primos y los primos de mis primos hacíamos todo lo que se nos ocurriese y jamás nos aburrimos. En aquella finca trepé por primera vez a un árbol, descubrí cuevas de la atrevida mano de mi primo Víctor, ayudé a encender una hoguera, hacíamos carreras de bicis y dejábamos la piel de las rodillas en el picón, me pinché con espinas de los rosales que bordean la casa de mis tíos, como sus rosas no he olido ninguna. Recolecté muchas veces naranjas y limones de sus árboles y aceitunas del olivo de la entrada. El día se pasaba como si fueran minutos y en cuanto caía la noche sabíamos que era el momento de volver a la casa, no nos habíamos marchado pero ya estábamos deseando volver. En la Finca pasé momentos inolvidables de mi infancia y todos y cada uno de ellos se los debo a mis tíos que con paciencia y mayor generosidad nos abrían la puerta de su casa y aún hoy lo siguen haciendo, no solo para sus sobrinas, si no para los hijos de sus sobrinas. Le debo también a Tano el haberme “curado” de mi terror a los perros, hacía que cualquier perro de la finca se me echara encima para que comprobara que no me iban a devorar…. Claro yo en aquel momento no fui igual de agradecida, con los años la perspectiva te cambia y la transformas en gratitud. En la finca se han vivido y han pasado tantas cosas que esté donde esté, siempre será un sitio al que querría volver, no pestañearía porque si existe un paraíso terrenal, debe de ser ese. En la finca sientes que tocas el cielo con la punta de los dedos. Es absolutamente especial pero lo mejor que tiene, es la gente que la vive.

Y allí, tan cerquita de ese cielo, mi tía Ana sabia y reflexiva me preparó un día un carpaccio de calabacín, ya de esto hace algunos años. Solo puedo decirles que me encantó y que cada vez que preparo calabacines, me acuerdo del carpaccio…. Le pediré la receta, pero antes le pediré que me lo prepare, en la finca, un lugar al que siempre quiero volver.

INGREDIENTES (para dos, usándolo de guarnición)

 2 Calabacines a ser posible del mismo tamaño

1 y 1/2 lonchas de Queso Gouda

2 Lonchas de pavo

100 mml de Bechamel (puede ser de tetra brick)

Queso rallado para gratinar

Aceite de Oliva

FÁCIL, FÁCIL….

Lavamos bien los calabacines y los cortamos a lo largo en lonchas muy finas que no superen el medio centímetro de grosor.IMG_6841

IMG_6843Una vez tengamos los calabacines loncheados, calentamos en una sartén aceite de oliva, la cantidad de aceite será la que cubra el fondo de la sartén. IMG_6845

Una vez caliente, saltearemos las lonchas de calabacín y lo haremos de una en una con cuidado de que no se rompan. Las tendremos al fuego hasta que pierdan la rigidez porque más tarde tendremos que manipularlas y doblarlas.IMG_6847

Las haremos por ambos lados

Las haremos por ambos lados

No nos interesa que se queden muy fritas, porque luego llevarán un tiempito de horno. Solo las tendremos hasta que se hayan reblandecido. Una vez conseguido ese punto, las pondremos sobre papel secante para que suelten el aceite que hayan absorbido y se enfríen para poder manipularlas. IMG_6851Una vez las tengamos todas hechas y ya estén algo más frías, colocaremos sobre una tabla dos lonchas de tamaño similar en forma de cruz, una sobre la otra. Pero antes de empezar pondremos a precalentar el horno, función gratinar (calor solo por arriba) a 200º, cuando acabemos todo el proceso, utilizaremos el horno y así ya lo tendremos caliente.IMG_6852Justo en la intersección de la cruz y del mismo tamaño que ésta, cortaremos un trocito de la loncha de queso tipo Gouda y la colocaremos encima.IMG_6853Sobre el queso, colocaremos un trozo de la loncha de pavo, exactamente del mismo tamaño que el trozo de queso.IMG_6855Y ahora empezaremos a cerrar el calabacín hasta darle la forma de ravioli de la siguiente manera. Traemos al centro uno de los lados libres sin relleno.IMG_6857Seguiremos cerrando cada lado del calabacín con el resto de las tiras y en el orden de las agujas del reloj.IMG_6858Ahora el siguienteIMG_6859Y ya solo nos queda la última tira.IMG_6860Ahora le daremos la vuelta de manera que el cierre del ravioli quede por debajo y ya lo tenemos formado. Así lo iremos haciendo con todas las lonchas de calabacín y cada ravioli lo iremos colocando en una fuente apta para horno.

Le hemos dado la vuelta

Le hemos dado la vuelta

IMG_6865Una vez todos colocados en la fuente, prepararemos unos 100 mml de bechamel (en la receta de rollos de puerro, la pueden ver), si así lo prefieren pueden usarla de tretra brick. Con la bechamel cubriremos de manera superficial los raviolis.IMG_6868Para finalizar, espolvorearemos queso rallado que sea especial para fundir (yo utilicé Parmesano) sobre los raviolis e introduciremos en el horno, función gratinar a temperatura 200º unos 15 minutos, pero dependerá de cada horno, hay algunos que gratinan muy rápido. Estará acabado cuando veamos el queso fundido y con ese color algo tostado pero sin quemarse. IMG_6876

IMG_6879

 

Ya solo queda disfrutarlos, advertirles que se pueden rellenar de cualquier cosa que se nos ocurra, yo lo hice muy básico como guarnición de cena para mis peques. Les encantó a ellos y los papis de ellos.

5 comentarios en “RAVIOLIS DE CALABACÍN (rellenos de pavo y queso)

  1. Que rico Vane, yo creo que esto si lo puedo hacer……………
    Algunos en la finca dejamos mas que la piel de las rodillas!!! jejejeje. Momentos inolvidables. Los quiero a todos!!!!

  2. ME HE SENTIDO IDENTIFICADA CON TU HISTORIA YA QUE ME PASABA LO MISMO CON LA DE MIS ABUELOS EN ARUCAS . TERMINABAMOS EL DIA DE TIERRA ROJA HASTA EN EL CARNE PERO AGOTADOS DE REIR CORRER Y PASALO BIEN . ME HE EMOCIONADO RECORDANDO . BESOS VANE. ERES MI CAMINO ALOS RECUERDOS VIA ESTOMAGO JIJIJIJ .

  3. Esta receta me encanta, porque además tiene ingredientes que van acorde con la dieta que estoy llevando a cabo. No hace falta que te diga que el calabacín es muy versátil, muy moldeable para varias recetas, el pavo también está a mi alcance, y lo único es utilizar un queso poco graso para poder ‘chuparme los dedos’ (no es literal, porque dicen que es feo) con este combinado. Gracias, Vanesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s