HAMBURGUESAS DE SEPIA (con mayonesa de wasabi)

IMG_6958

Me llamó una tarde, de esto hace ya mucho, mucho tiempo. Acudí sin dudarlo y dejando atrás todo lo planificado. Quien me llamaba no estaba pasando buena racha. Hacía dos meses que su chico le había dicho que dudaba de su amor por ella. Cuando me abrió la puerta de su casa la sonrisa la iluminaba entera. -Me llamó, me dijo. -Me llamó y dice que quiere verme y que hablemos. La ilusión hacía retumbar las paredes de su dormitorio. Tardamos algo más de una hora en elegir vestuario. Habían pasado trece años juntos, pero ahora estaba más torpe e indecisa que en la primera cita. Se probó más de diez pantalones, ahora todos le abrochaban, cuando el la dejó la abandonaron también siete kilos de peso. Quiso que pusiera música, mientras ella corría del baño al espejo y al ropero. Tengo que cortarle la respiración cuando me vea, solo me repetía eso una y otra vez. Cuando decidió la parte de abajo, unos vaqueros gastados pero que a su modo de ver le hacían un trasero estupendo, volvimos al ropero a por la parte de arriba. Como no, el escote tenía que darle vértigo. Pero aún así se probó todo, hasta los jerseys de cuello cisne. Lo dicho, camisa maravillosa y vaporosa con escote en V. Y tacones, no podía ir a ras del suelo, estaba volando de la alegría. Necesitaba sentirse arriba. Me mandaba a poner más alta la música. Le tocó el turno al maquillaje, a ver cómo, porque lo más importante era que no se notara. Ya el reloj apurado acercaba la hora del reencuentro. Le subían la tensión y los nervios. La emoción le tensaba la sonrisa y le producía cierto dolor en las sienes. No hablaba, explotaba palabras difíciles de enlazar y de convertir todo aquello en una conversación coherente. El tocó a la puerta cinco minutos después de la hora pactada, ella me invitó a bajar con ella y saludarle pero no me apeteció, le había cogido cierta manía después de haberle hecho daño a mi amiga. Ella se volvió, me abrazó, se soltó me agarró las manos y me dio un agradecimiento sincero y lleno de ternura. -Llegue a la hora que llegue te llamo y te cuento….. Un beso sonoro y con paso firme se fue derecha a su felicidad. Salí de su casa diez minutos después. Me apeteció volver andando a mi casa, la tarde estaba preciosa y mi agenda la había descargado completita. Pero no pasaron otros diez minutos y al otro lado del teléfono un voz desesperada me pedía auxilio, volví sobre mis pasos corriendo y la divisé a lo lejos, derrumbada en el chaflán de su casa. El solo quería verla para decirle que ya estaba con otra, probablemente llevaba tiempo, quien sabe, eso ya daba igual. Lo único que quería era decírselo para así poder salir libre a la calle con su nuevo amor. Y no montes numeritos si nos encuentras (no hay insulto que lo defina)…. Recogí las sobras de mi amiga, acompañé y consolé su silencio y su llanto, ella no era capaz de hablar.  Yo tampoco. No había antídoto contra tanto veneno. La tarde noche se volvió fea, muy fea. Cuando pasaron la primeras cuatro horas de aquel duelo, me miró con los pequeños ojos que le quedaban en su carita de muñeca, me abrazó llena de ternura de nuevo, pero sin emoción y  me dijo: Quiero un bocadillo de calamares…..

Desde entonces no hay día en que no pruebe sepia, calamar, pota y no recuerde aquel bocadillo, lo primero que le devolvió la sonrisa a mi amiga. Hoy la veo a menudo, como no.  Con sus dos preciosos retoños, un marido que la adora y su sonrisa. Su inconfundible y maravillosa sonrisa.Y  de vez en cuando nos escapamos y nos comemos un bocata de calamares….

INGREDIENTES:

400 grs de sepia (entera porque la tendremos que moler)

Sal gorda

2 Cucharas soperas de mayonesa

15 grs de wasabi

Aceite de oliva

MÁS QUE FÁCIL

Le pedimos a la persona que nos atiende en la pescadería que nos limpie bien la sepia o el calamar, pero que nos lo deje entero. IMG_6932

La cortaremos en trozos y la pondremos dentro de una picadora eléctrica.IMG_6934

La carne de sepia así como la de calamar cuando la picas, se convierte en una especie de pasta algo pegajosa. Así que para retirarla del recipiente donde la piquemos debemos de humedecer la espátula o la pala con la que la retiraremos. Colocaremos la sepia ya picada en un recipiente.

Parece una pasta ¿verdad?

Parece una pasta ¿verdad?

Echaremos ahora sal gorda al gusto y con las manos humedecidas mezclaremos para repartir la sal. Una vez hecho esto, haremos bolas que luego aplastaremos hasta convertirlas en hamburguesas. Aconsejo no hacerlas muy gordas para que no tarden mucho tiempo en hacerse. Importante que se trabaje con las manos humedecidas porque es difícil de manipularla (muy pegajosa).IMG_6938Una vez formadas las hamburguesas, pondremos a calentar en una sartén, dos cucharas soperas de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente bajaremos a fuego medio e incorporaremos nuestras hamburguesas. Deben estar al menos 5 minutos por cada lado, dando vuelta para que no se quemen. Estarán listas al quedarse algo tostadas por la superficie y el color de la sepia  alrededor muy blanco. IMG_6956

Están deliciosas….. Y ahora a por la mayonesa. En un recipiente echaremos dos cucharas soperas de mayonesa (puede ser de tarro) y los 15 grs de wasabi (cuidado es muy picante, lo pueden encontrar en supermercados orientales y en el super de El Corte Inglés) viene en tubo, como la pasta de dientes.IMG_6940

IMG_6942Mezclaremos bien teniendo en cuenta que el wasabi es difícil de integrarlo. Mucho cuidado porque es muy picante, pero el resultado es excepcional, picante pero lleno de sabor. Cuando mojen el trozo de la hamburguesa en la mayonesa sonreirán de oreja a oreja y querrán volver a comerlo….No me cabe duda.

IMG_6945

IMG_6959

2 comentarios en “HAMBURGUESAS DE SEPIA (con mayonesa de wasabi)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s