PASTELÓN

IMG_7448

Esta es una receta súper aparente…. Mi madre siempre lo hace por Navidad, claro que le pone en ese caso ingredientes más nobles. A mi me encanta preparalo en verano porque es muy suave y tan sencillo de hacer y todo frío y todo rico. Versátil porque se adapta a cualquier paladar o como mínimo,  al paladar de quien lo prepare. Muy camaleónico este pastelón, la verdad que si.

Esta receta bien es verdad que podría traerme recuerdos de lo más bucólicos, navidades, familia, mi hermano (cuñado realmente) Javier porque le encanta, pero no solo es todo esto. Lo primero que me viene a la cabeza es el disparate de una noche cualquiera de hace un puñadito de años….

Una amiga que me acompaña en mi vida desde la adolescencia se había encaprichado con un vecino. Ella vivía en la planta octava, el afortunado en la tercera. El vecino sumaba unos cuantos años más que nosotras pero eso no era por aquel entonces relevante. Lo que realmente tenía  a mi amiga perdida entre escaleras y buzones, en busca de un encuentro “casual” eran las más que aparentes cachas del tercero. Sus marcados pómulos, como los de esos actores protas de las pelis de Hollywood haciedo de chicos duros. Sus piernas o mejor aún sus gemelos, su altura, su porte, su voz ronca de la que solo había escuchado un buenos días o  un buenas tardes, según el momento en que ella provocara los tropiezos. Una noche me llamó y me contó que aquello ya traspasaba lo puramente físico, se lo había hecho encontrar a media tarde, cuando tras cálculos y estadísticas ella había comprobado que a esa hora el  vecino, regresaba del gimnasio.

En aquel “fortuito” encuentro, compartiendo los escasos metros cuadrados del ascensor, mi amiga se percató que el traía un libro entre sus manos y nada más y nada menos que un libro de poemas de Mario Benedetti. A partir de aquel momento mi amiga casi se enferma. No podíamos contar con ella a las horas en que se lo podía encontrar en las zonas comunes. Los fines de semana ni humo ni pelo, ella se dedicaba a hacer guardia y a organizarse en función de las horas en que su vecino salía a la calle. Ella disfrutaba con aquellos microencuentros y nosotras, espectadoras y cómplices empezábamos a ponernos serias.

Pero un sábado de hace alguno años se le vinieron los planes al trasto. Se casaba su hermana la mayor y las amigas de ésta le habían organizado una despedida de soltera a la que mi amiga no podía faltar y a la que nos había arrastrado a nosotras porque ella decía que con las amigas de su hermana mayor, se aburría.

Las peques de aquella pandilla por tanto, éramos las amigas de la hermana peque y como no contábamos con la asignación suficiente como para pagar ese tipo de fiestas, las mayores deicidieron que aportáramos un plato de algo para compartir.

Auxilio a  mami y mami me prepara un pastelón: las iba a dejar con la boca abierta….

La fiesta se celebro en un garage,  decorado para la ocasion con esos artilugios un tanto hortera y ordinarios pero debe ser que imprescindibles, porque siempre cuelga lo mismo de las paredes. Musiquita, diversión, chistes sobre el futuro de la pareja, propuestas de huida por parte de las amigas mas liberales…. Hasta que alguien bajó las luces, sonó una melodía sugerente, tocaron fuertemente a la puerta y una voz muy gurutal gritó desde fuera: -Abran, Policía!!! (recuerdo que yo me asusté realmente).  y entre carcajadas de repente entró  EL.  Con sus movimientos de cadera marcaba el ritmo de la canción, las amigas de la futura esposa la empujaban hacia el boy entre jaleos. Nosotras las peques inmaduras para la ocasión, observábamos todo desde una esquina con risita nerviosa….. Y lo que suele pasar en estos casos que evidentemente no voy a contar. Solo les diré que cuando las luces se encendieron y la amiga organizadora se apartó con el boy-poli para pagar su numerito, mi amiga enmudeció, me dijo mira quien es……. El vecino.

Tardó el mismo tiempo en desenamorarse que lo duró el pastelón de mamá en aquella mesa.

INGREDIENTES:

1 Pan de molde sin corteza

Mayonesa

8 Lonchas de salmón ahumado

Surimi (bien rallado o bien el que viene tipo cola de langosta, yo he usado el segundo en este caso)

Lechugas variadas

TOCA HACERLO Y DISFRUTARLO  (y ojalá les deje un recuerdo igual de divertido)

Nos apañaremos de una tablita (las de cortar alimentos) y de una bandeja alargada para que nos vaya siendo cómodo el proceso. Iremos cogiendo las rebanadas de pan de una en una y las iremos untando de mayonesa por ambos lados.

IMG_7402

IMG_7404

Sobre la bandeja iremos colocando las rebanadas de pan ya untadas a lo largo de la misma. Normalmente en la bandeja que yo lo suelo hacer, caben tres rebanadas a lo largo.

IMG_7406Una vez tengamos la base de las rebanadas untadas y juntitas, colocaremos encima las lechugas variadas.

IMG_7408

Y volvemos a repetir el proceso con las rebanadas de pan de molde. Las untamos por ambos lados con mayonesa y las vamos colocando encima de la capa de lechugas.

IMG_7412

Cuando ya tengamos la capa de lechugas completamente cubierta, colocaremos encima de las rebanadas de pan, las lonchas de salmón ahumado.

IMG_7415

IMG_7417

Una vez cubiertas las rebanadas con el salmón, volvemos a repetir operación con las rebanadas de pan. Lo untaremos por ambos lados con la mayonesa y cubriremos con estas el salmón ahumado.

IMG_7419Y vamos a por el último ingrediente del relleno. Yo esta vez utilicé el surimi que viene en forma de cola de langosta y lo loncheé muy fino, pero se puede hacer con surimi rallado, con atún, con lo que se les ocurra… Lo colocaremos por encima de toda la superficie de las rebanadas de pan.

IMG_7420

IMG_7421

IMG_7422Y ya para terminar el pastelón, volvemos a repetir el proceso del pan, untando las rebanadas y cubriendo la última capa de ingrediente.

IMG_7425Para que se quede más jugoso, cubriremos la superficie y los laterales con más mayonesa, taparemos con un paño húmedo para que no se nos seque y al frigo hasta que vayamos a consumirlo. Es delicado y delicioso y además nos permite crear y aportarle todos aquellos ingredientes frescos que más nos gusten, seguro que les encantará el resultado.

En el momento de comerlo lo partiremos con cuidado, como lo haríamos con un brazo de gitano. El trocito de pastelón en el plato queda de lo más vistoso. Más que recomendable.

IMG_7445

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s