CREMOSO DE CHOCOLATE

IMG_8196

Hay tardes en las que apetece mucho un buen trozo de chocolate. Abres la tableta, le retiras ese envoltorio brillante de papel plata y ya el ruidito te estremece, casi puedes saborearlo sin habértelo acercado aún a la boca. Se desprende el aroma, intenso y conmueve el resto de tus sentidos. Lo tocas, como si lo acariciaras, lo partes, el aroma llega aún con más potencia y a la boca. Empieza a derretirse, una especie de picor invade el paladar a la vez que su sabor llena de intensidad nuestras papilas gustativas. Ahí justamente ahí, debería de saltar una especie de alarma que diga, CUIDADO, ya no podrás parar.  Si la conciencia está en forma, seremos capaces de parar después de unas 4 onzas, pero si te has enfadado con tu chico, si has discutido con tu madre, si tu hijo llega con problemas del cole, si la lavadora se rompió justamente después de haber arreglado la secadora, si te inundaron el baño y el agua corrió a sus anchas e invadió tu casa sin piedad, si has comprobado en la báscula que trajiste exceso de equipaje en tus cartucheras y no en tus maletas, si tu hermana no te entiende, si tu amiga no encuentra consuelo o explicación a sus problemas, si el trabajo se acumula y has llegado a creer que hay una conspiración en forma de duendes que cada noche llevan 500 papeles más encima de tu mesa, si se te quemó el pollo asado al horno y todos tuvieron que cenar pollo carbonizado (también al horno) si hay un hijo adolescente que ni él mismo se entiende (imposible que lo entienda el resto de la humanidad), si la vecina vuelve a quejarse de que tus hijos no le dejan dormir siesta, o al contrario,  si la misma vecina no deja que descanses porque parece que ensaya flamenco cada media noche, si al coche se le agotó la batería y te dejó tirada en medio de una autovía y tú sin saber colocar los triangulitos de peligro y peor aún, ponerte ese chaleco flúor que le indique al resto que estás ahí desamparada para que así compruebes a cada segundo con cada coche que pasa que la solidaridad está en los anuncios de la TV, si se acabó el verano y vino la rutina dando crueles golpes de rutina, entonces la tableta cae entera, eso sí, si te ha pasado una sola cosa de estas,  estás impune, no te preocupes, te la mereces y has dado con el consuelo exacto y preciso para comprobar que todos o cualquiera de estos desaguisados forman parte de nuestras vidas, de nuestro día a día y llega el chocolate con capa y espada a rescatarte…. Que pase algo, o que pase todo, después de comerte el chocolate lo que fuera que fuese que pasó, valió la pena.

INGREDIENTES:

150 grs. de chocolate 70% cacao

120 mml de nata para cocinar

130 mml de nata para montar

10 mml de miel

VAMOS A RESUCITAR

Este es un postre sencillísimo de hacer, ideal  para cuando no tengamos ninguna gana de añadir los huevos que precisa un mus pero queramos una crema de chocolate. Versátil, porque podremos decorarla con nueces troceadas, con naranja rallada, con avellanas partiditas… Aunque así, sola es una fiesta para nuestro deleite. No es tan calórica ya que el chocolate con 70% de cacao contiene mucho menos azúcar que el chocolate para postres o el chocolate con leche. Endulzamos con miel, así que no contiene azúcar añadido. Intenso en su sabor, ligero es su digestión. En casa gusta tanto que en cuanto ven una tableta de 70% cacao en la despensa la pregunta no se hace esperar: -Mamá, ¿cuándo vas a hacer la crema de chocolate??????. Sin duda levanta el ánimo y tiene el mismo efecto  sorprendente que una fiesta en tu honor,  organizada por tus amigas, cuando abres la nevera y descubres que aún queda una copita de crema de chocolate esperando que alguien la disfrute.

En un cazo ponemos a calentar, sin dejar que hierva, los 120 mml de nata para cocinar y los 10 mml de miel. Removemos y lo mantenemos a fuego bajo.  Así hasta que vayamos a usarlo más adelante.

IMG_8166

IMG_8168

IMG_8170

Mientras tanto, vamos derritiendo el chocolate al baño María sin añadirle mantequilla ni nada de nada. Recuerden que es muy importante para que se derrita sin grumos que el agua no hierva en ningún momento y el calor se mantenga constante. Yo siempre lo hago a temperatura 6 (mi vitro va de 1 a 9).

IMG_8164

IMG_8174

Sin dejar de remover el chocolate, haciéndolo con mucho cariño, lo tendremos al baño María hasta que se haya diluido del todo y no veamos grumos. IMG_8177

Una vez consigamos la consistencia perfecta del chocolate, retiramos del fuego y lo pasamos a un bolw.

IMG_8180

Ahora muy despacio, iremos añadiendo la nata con la miel que habíamos calentado previamente.

IMG_8182

Al principio veremos que se van haciendo como bolitas, pero removeremos con delicadeza, ayudándonos de una espátula de silicona,  de madera o con unas varillas hasta que quede todo bien mezclado,  sin bolitas ni grumos. La operación dura unos minutos, no se desesperen. Una vez conseguido, reservamos.

IMG_8184

IMG_8185

Y ahora ya un de los último pasos, en un recipiente a parte batiremos los 130 mml de nata para montar, pero no la montaremos del todo, simplemente le daremos un poco más de cuerpo. Batiendo con unas varillas dejaremos que suba un poco y espumee.

IMG_8189

IMG_8190

Cuando la nata esté en el punto exacto que precisa este postre, la iremos incorporando a la mezcla de chocolate con la nata y la miel que teníamos reservada. Es muy importante que la mezcal se vaya haciendo con movimientos envolventes.

IMG_8194

Una vez esté todo bien diluido, pasaremos nuestro postres a las copas donde lo vayamos a servir y a la nevera como mínimo, unas tres horas antes de pasarlo pipa cuando lo probemos.  Se quedará una crema algo líquida y en cuanto reciba la tres horas de frío, pasará a ser una crema con consistencia y una sabor conciliador con todo lo que nos rodea.  Sencillo y maravilloso.

IMG_8196

IMG_8198

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s