CHUPITOS….

IMG_9744

 

Allí están ellas puntuales a su cita. Como cada tarde de miércoles. Fieles a la mesa y al orden en el que colocan las sillas. El camarero se acerca cuando ya han llegado todas y con familiaridad pero guardando un respeto cariñoso les dice que si van a tomar sus café con leche y sus  pulguitas. Ninguna de las cuatro es joven pero todas van arregladas, con sus pelos grisáceos perfectamente colocados para que no se note donde faltan. Sus manos y su postura en el asiento descubren que la artrosis ya no les deja estar cómodas, sea cual sea el momento del día. Empiezan a hablar del tiempo, del frío que hace, del recuerdo ya borroso de años anteriores donde también hizo este frío. De la camisola de franela que dejaron de necesitar cuando empezaron la penitencia de la menopausia y que ahora habían tenido que rescatar con la ayuda de algún nieto desde alguna maleta en algún altillo de la casa. El camarero vuelve a acercarse a su mesa y les lleva el periódico. Lo ojean en común y comentan la familiaridad del nombre que sale en la esquela. En tono jocoso una comenta:- Paquita, ahora mismito salimos nosotras ahí retratadas. Paquita no se da por aludida pero apoya la barbilla sobre su mano y suspira. Las demás se concentran en una noticia, que si no fuera por los periódicos nadie se enteraría…. Los problemas de un centro de salud.  Siguen dándole vueltas a las noticias de cultura y reivindican el coste del cine y que no saben ni de horarios ni de películas porque ahora todo sale por internet y si mis nietos no vienen a mi casa, no me entero de lo que echan en el cine. Paquita sigue en alguna galaxia, dando vueltas.

Llegan los café con leche humeantes a la mesa. Dos de las cuatro echan mano a los pastilleros de sus bolsos y una a la otra se preguntan si es la pastilla de la tensión o del reúma.  Y vuelve a suspirar Paquita. Empieza a poner nerviosa a Antonia que sin paciencia la zarandea suavemente por el hombro y le dice: – Paquita, qué tienes??’ Esos suspiros???. Te has echado un novio, Paquita? A estas alturas???. Ella baja la cabeza y le dice a todas que no pasa nada, que está cansada: – Me dio por freír pescado y estuve fregando la cocina hasta que me metí en la ducha para venir para acá.

Las cuatro encajan con gestos sus dentaduras postizas, agarran la pulguita de queso tierno sin sal y a mordisquitos van saboreando y a buchitos se van entreteniendo y consolando. Llega la hora de irse para casa, empieza a hacerse de noche y Paquita ya está más lejos de la galaxia conocida. Las tres amigas se han dado cuenta pero saben que no quiere hablar. Antonia intenta animarla de nuevo y a la tercera Paquita responde: – A mis años ya tenía que tener las cuentas pagadas. Mi marido falleció hace una década, he vencido un cáncer de mama, he trabajado por mis cinco hijos sin descanso y he pasado muy malas noches y muchas tristezas. He tenido la suerte de curarme para conocer a los ocho nietos que tengo, he pagado toda la vida mis impuestos. He luchado por los derechos y la insurgencia de las mujeres, porque soy mujer y porque quise otro mundo para mis hijas. He votado desde que se me permitió hacerlo. Me he manifestado por causas justas,  le he escupido a la cara a las maldades del mundo, he sido valiente. Pero para ver a mi hijo en paro y a mis nietos pasar necesidades no estaba preparada. Me he dado cuenta que soy una cobarde. No les puedo ayudar  más que con mi mísera pensión y no es suficiente. Estoy desarmada.  Quiero estar en una de esas esquelas porque el dolor me mata y me abrasa viva. Muerta no lo sentiría. A la vez que se que sin mí sería peor, así que no puedo morirme. Yo no le debía nada a la vida ya. Estábamos las dos en justo pago. No me esperaba que la peor cuenta me la pasara a estas alturas….. ya estaba todo pagado.

Paquita, heroína, salvadora de vidas que hoy dependen de ella,  no saldrá en ninguna noticia de ningún periódico. Pero sale hoy en este blog y comparto su coraje con ustedes y sus ideas como esta receta donde con un par de ingredientes y una presentación diferente se pueden pasar ratos ricos en la mesa y  solo esperar que la vida no nos traiga cuentas inesperadas y no se nos ponga puñetera.

INGREDIENTES: (salen unos doce chupitos con estas cantidades)

2 Tomates rojos y en punto exacto de maduración para que no se vacíen al partirlos.

1 Cebolla morada

Un buen chorro de limón

3 Aguacates maduros

Sal gorda

18 Langostinos cocidos y pelados

12 vasos bajo de cristal para la presentación

VAMOS A HACERLO…

Primero cortamos los tomates en cuadritos y rellenamos la parte baja de cada vaso.

IMG_9731

IMG_9733

Ahora escacharemos los aguacates (que deberán de estar maduros) y haremos como una papilla con ellos, añadiéndoles un buen chorro de limón o si tuviéramos que estamos en época de lima y sal gorda. Picamos ahora muy menuda la cebolla morada y la incorporamos al puré de aguacate. Con este puré rellenemos los vaos con un dedo más de altura, sobre los tomates picados.

IMG_9738

IMG_9735

IMG_9739

Y por último y teniendo previsto que ya los langostinos deben de estar guisados y pelados, los vamos cortando en pedazos y vamos incorporando langostino y medio en pedacitos en cada vaso.

IMG_9742

Y el resultado es el aperitivo ideal para invitar, para disfrutar, para sorprender, de invierno a verano. O para hacerlos y dejarlos en la nevera y picar entre horas. Metemos cuchara larga, llegamos hasta el fondo del vaso y procuramos pillar de los tres pisos y llevarlos a la boca. Ummmm por si acaso disfruto, que no sé cuando pueden cambiar las cosas…..

IMG_9743

Un comentario en “CHUPITOS….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s