FRITATA CON TOMATE (y albahaca)

IMG_0578

 

Mucho tiempo para mi gusto sin pasar por el blog. El otro día una seguidora me decía:- Pero qué te pasa??? Ya no nos das ideas para cocinar cositas???. Muchas ganas de actualizar algo pero muy poco tiempo para cocinarlo y volcarlo. Pasan y pesan los días en el calendario. Son como horas y tiempo como losas. Entre tanto mi día a día subida en un vagón que  no se detiene y aunque intento llevarlo con optimismo a veces, cuando puedo parar y pensar, hecho que suele ocurrirme en la ducha o cerquita de la misma me pregunto…. ¿pero a dónde voy?? Pretendo estar en todo así que muchas veces solo llego a medias, si lo hubiese conseguido alguna vez, habría roto la barrera del sonido. Pero no me quejo, hablo con mis amigas, con mis hermanas, con mis compañeras y todas vamos igual, algunas hasta peor. Nos falta el casco a lo Fernando Alonso y así se nos notaría menos el despeluse que llevamos a diario por la falta de tiempo para ponerlo decente. Entre tanto, mi hija la mayor cumplió 12 años y yo me muero del vértigo. Diría que aún me duelen las cervicales de cuando la tenía en brazos y ahora vuela sin mi a su lado, de viaje de fin de curso… Puedo estar viendo la mancha de galleta en la solapa de mi chaqueta por las mañanas, o el olor a Nenuco que cada mañana me llevaba puesto a la oficina. De mis noches en vela por sus catarros, por sus miedos. De mis carcajadas con sus primeras palabras, sus primeras canciones, de sus pasitos, de sus carreras. La puedo ver deslizarse sola por primera vez por el tobogán del parque y recuerdo el día de su primera trifulca que resolvió arrancándole una buena mata de pelo a su contrincante. De las lágrimas, de las alegrías, del primer cine y el primer circo, el primer viaje en avión cuando al subir le preguntó a la azafata que dónde iba el chófer. Seguirá pasando el tiempo, sin duda eso es lo que deseamos todos pero hoy, al ver arrancar la guagua con mi peque dentro, hubiera deseado cinco minutos en aquellos años. Solo cinco para llenarme de aquella ternura….

Y aquí va mi particular versión de una fritata o como alimentarte con tu chico a última hora, con el estómago gritando impertinente y tu asaltando la nevera en busca de inspiración. Aunque he de confesar que este día en concreto no, pero cuando he ido al súper a medias y se me han olvidado las 300 cosas restantes que necesitaba y de las que me acuerdo al llegar al ascensor de casa, no se ha tratado de inspiración, directamente enciendo una vela y pido un milagro y lo único que me llega es el dichoso número que debo marcar para llamar a telepizza. Ya ven, siempre acabo pecando…..

INGREDIENTES:

Esta es para dos.

1 Tomate grandito y a ser posible madurito.

1 diente de Ajo

Unas hojas de Albahaca

2 Huevos

Queso Parmesano rallado

Aceite de Oliva

Sal gorda

ESTÁ RICA Y SABROSA, aunque sea recetilla de última hora.

IMG_0529

Empezaremos cortando el ajo muy menudo y procurando retirarle el centro para no repetirlo (a no ser que esperemos a Drácula esa noche). Una vez lo tengamos partidito, en una sartén cubrimos el fondo, sin excesos, de aceite de oliva y cuando esté calentita añadimos el ajo troceado y mantenemos a fuego medio porque no debe quemarse.

IMG_0552

Mientras se hace el ajo, vamos partiendo los tomate en rodajas, no muy gruesas pero tampoco demasiado finas para que no se rompan.

IMG_0531

Una vez cortado, salteamos el tomate en la sartén con el ajo, como un minuto y medio por cada lado. Al colocar los tomates en la sartén lo haremos con cuidado y procurando que se cubran todo el diámetro de la sartén. Echaremos un poco de sal gorda al gusto encima.

IMG_0557

Aprovechamos el tiempo en el que se van salteando los tomates para batir los huevos.

IMG_0559

Cuando ya tengamos los tomates salteados, incorporamos por encima el huevo batido y bajamos el fuego a temperatura baja (yo lo hice a potencia 3 y vitro llega hasta el 9). Se trata de que el huevo vaya cuajando sin darle la vuelta. No estamos haciendo una tortilla.

IMG_0561

Observaremos que primero se irá haciendo por los bordes y para que se vaya haciendo bien, podemos darle movimientos en redondo a la sartén.

IMG_0566

Cuando empecemos a apreciar que se van haciendo agujeritos en la parte del huevo, eso es que ya va cuajando y le quedará poco. Como mucho yo tuve la mía unos cinco minutos. Hay que evitar que se queme por debajo. Cuando apreciemos esos agujeritos de los que les hablo, cortaremos muy menudas las hojas de albahaca fresca y la incorporaremos por encima. Y lo mismo con el queso rallado.

IMG_0569

Ahora apagaremos el fuego y con el calor residual se irá derritiendo el queso y una vez conseguido ya está lista para comer…. Cuidado al volcarla en el plato. Como idea que sepan que la he hecho en otras ocasiones con calabacines y cebollino o con zanahoria y queso azul por encima, pero la base de ajos y huevos es exactamente igual para todas. La hierba fresca la que prefieran.

IMG_0577

Un comentario en “FRITATA CON TOMATE (y albahaca)

  1. No se sí me gustan más las recetas, a las que mi endocrino me tiene limitado su disfrute, o como las cuentas. En ambos casos muy entretenidas. Mi consejo es que deberías de pensarte dedicarte al periodismo o a escribir cuentos, novelas. Se te da muy bien, de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s