LA MEJOR TARTA DE MANZANA DEL MUNDO

Pretencioso el título, ya lo se. Pero es la mejor tarta de mi mundo, de ese que se abre tras la puerta de casa, lleno de una familia que se quiere con locura y por encima de cualquier cosa. Con nuestros trastos, siempre en medio, siempre estorbando pero que dan sentido a nuestra vida. Así debajo de la mesa donde cenamos, puedes apoyar los pies cómodamente sobre un balón de baloncesto o en la ducha encontrarte un par de eurillos en monedas porque al peque le ha dado por comprobar, si es cierto eso de las fuentes y los deseos. Una pela manzanas mientras hace de loro con la mayor repitiendo una vez tras otra que se siente a estudiar, ni la primera ni la décimo quinientas son efectivas, así que me canso de oírme. A la par el mediano juega a encestar en el cubo de la basura abierto,  esperando las mondas de las manzanas y el peque perdido en algún experimento que nos haga la vida mejor a todos, efecto que siempre consigue porque nos arranca las mejores risas del día, sanas, sonoras y llenas de sentido del humor.  Ahora el teléfono que suena y la comparsa sigue sonando, es la abuela, la ama, cada tarde llama y pasa revista de todos y entre malabares sigo pelando manzanas, sigo intentando que la mayor de repaso al menos de lo dado en el día y confisco el balón de basket hasta nueva orden, una vez más no consigo que sean más de cinco minutos. El peque en lo suyo, a saber que vendrá y con lo que aparecerá. La ama sigue preguntando por todos y contándonos el día, ya el cuello en estado de luxación no me da para seguir pelando manzanas y la pongo en altavoz y suben los decibelios de casa por encima de mi tensión (una barbaridad). Y empiezo con la compota y atiendo a mi madre a la qu e llamo por el nombre de la perra porque la cabeza no me da para más, a mi hija la rebautizo con el nombre de mi madre y a los niños los confundo cual mellizos. Y en ese disparate, maravillosamente agotador, nace la mejor tarta del mundo y repito, pretencioso pero es que cuando el peque dejó de entretenerse con lo que fuera que tuviera entre manos, llegó a la cocina, cuartel general de la casa y me dijo: -¿Qué haces mamá?.

– Una tarta de manzanas, Pablo.

– Ah! si, ya sé. La mejor del mundo.

– O no Pablo, puede ser, eso dependerá del gusto de cada uno.

– No mamá, la mejor tarta de manzanas del mundo porque la has hecho tu.

Abrazó mis piernas a la altura de los muslos y corrió a otros menesteres. Ese es mi mundo. No hay sitio más exacto en este planeta donde quisiera estar. Mis coordenadas son esos abrazos y mi rumbo todos esos disparates que marcan mi camino a casa. Sin pretensiones, es la mejor tarta de manzana del mundo.

INGREDIENTES:

Hay que ir por partes. Primero los ingredientes de la base, es que es una especie de galleta gigantesca. Les va  a parecer que da trabajo hacerla pero si vamos paso a paso, les resultará fácil.

INGREDIENTES DE LA BASE:

1 taza de harina

1 yema de huevo

125 gramos de mantequilla muy fría, lo aconsejable es meterla en el congelador unos 20 minutos antes de usarla.

2 cucharadas soperas de azúcar

2 cucharadas soperas de agua muy fría

INGREDIENTES DEL RELLENO (COMPOTA):

3 manzanas de las que más nos gusten

Un vaso de agua

Un vaso de zumo de manzana o de piña

La ralladura de limón, sin nada de la parte blanca

1 cucharada sopera de azúcar

Canela en polvo a discreción. En casa gusta mucho, así que le puse unas dos cucharadas soperas.

INGREDIENTES PARA LA COBERTURA:

2 manzanas cortadas en láminas y peladas

1 cucharadita tamaño moka de azúcar

El zumo de un limón

2 cucharadas de mermelada de albaricoque preferiblemente.

Empecemos por la base.

En una batidora potente añadimos los ingredientes secos que son la harina y el azúcar. Mezclamos.

IMG_2490_2

IMG_2491_2

IMG_2492_2Una vez mezclados, así por encima, sin darle muchas vueltas, añadimos ahora la yema de huevo,  el agua fría y la mantequilla que esté muy fría. (La he cortado en dados).

IMG_2497_2

Mezclamos bien, ahora dando potencia hasta que consigamos una textura como la de la plastilina.

IMG_2500

Colocamos la masa sobre un pedazo de film transparente y la tapamos bien. La metemos así empaquetada en la nevera, durante una hora.

IMG_2503_2

Ahora, en lo que la masa base coge consistencia, vamos haciendo la compota. Primero que nada pelamos y picamos las manzanas en cuadraditos. En un cazo, a fuego medio ponemos los trozos de manzana para que vayan cogiendo temperatura, sin nada más que las manzanas.

IMG_2509

Cuando ya estén calentitas,  añadimos el agua, el zumo de manzana o piña, según gustos, la canela, el azúcar y la ralladura de limón. Subimos el fuego y lo mantenemos hasta que empiece a hervir.

IMG_2521

Cuando empiece a hervir fuerte bajamos a fuego lento y vamos removiendo hasta que las manzanas estén tiernas y así evitar que se peguen.

IMG_2527

Y seguimos removiendo, hasta conseguir el aspecto de compota (foto de debajo)

IMG_2530

Reservamos sin tapar y volvemos a la base que ya habrá pasado una horita.

Una vez que la masa se ha  endurecido en la nevera, retiramos el film y la extendemos con el rodillo. Si se quedara pegada, la podemos estirar con el film. Le vamos dando forma redonda y la ponemos en el molde donde vayamos a hornear la tarta. les advierto que es bastante pegajoso este proceso pero con paciencia y sin nervios, se consigue.

IMG_2526

Ahora, por encima de la base, extenderemos la compota o relleno de manzana que teníamos reservado. Ya es el momento justo de poner el horno en marcha para que se vaya calentando en lo que preparamos la cobertura…. Calor arriba y abajo, temperatura 200º.

IMG_2531

Y a por el final que ya vamos acabando. Este es un paso delicado así que les aconsejo pulso y paciencia. Como verán en mis fotos yo no tuve demasiada, pero ni para esta tarta ni para nada.

Cortamos las manzanas en láminas y le añadimos el zumo del limón (para que nos se nos oxiden) y el azúcar. Mezclamos. IMG_2533

Ahora, lámina a lámina, las vamos colocando en círculo por encima de la capa de compota, procurando que quede lo más estética y apetitosa posible.

IMG_2535

Ahora, con ayuda de un pixel de cocina, pintamos toda la superficie con la mermelada (yo lo hice con mermelada casera de mi madre…ummmm). Si vemos que la mermelada está muy concentrada, podemos darle un calentón en el microondas de unos 30 segundas antes de usarla.

IMG_2538

Y ya directa al horno. Primero 15 minutos a 200ºC  la sacamos del horno la volvemos a untar con la mermelada y de nuevo al horno 20-25 minutos más a 150ºC.

IMG_2541_2

Y a disfrutarla. Aunque parezca quemada es por la mermelada casera. Si queremos la podemos comer templada con una buena bola de helado de vainilla o fría, después de pasar un ratito en la nevera, con un buen café con leche.

3 comentarios en “LA MEJOR TARTA DE MANZANA DEL MUNDO

  1. Eres una artista. De pequeña me asombraban tu facilidad y tu buena retórica a la hora de expresar un sentimiento con el que me sentía básicamente deleitada.

    Y ahora me lo sigues demostrando en la madurez con tus cacerolas y pucheros.

    ¡Felicidades amiga!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s